TOP 14 mentiras de Hollywood sobre sexo

A todos nos ha pasado alguna vez. Estamos muy felices, tirados en el sofá viendo una película de domingo por la tarde, de esas que no requieren ningún esfuerzo intelectual y presenciamos una escena de sexo.

Los protagonistas se miran a los ojos, saltan chispas, el tiempo se ralentiza y pronto están besándose apasionadamente y haciendo el amor con una habilidad y precisión envidiables.

Y entonces nos preguntamos “¿por qué mis encuentros sexuales no son así?”.

Porque, por suerte, el sexo en la vida real es mucho más divertido e interesante que el que nos plantean en las películas de Hollywood.

Con todas vosotras, diablillas y diablillos, os presentamos un TOP 14 de Mentiras sobre sexo que te ha contado Hollywood.

Mentira Nº14 - Quitar un sujetador o cualquier otra prenda de ropa, es fácil y rápido: Si a vosotros, simples mortales, se os engancha la camiseta en la cabeza, os tropezais con los pantalones a medio bajar u os pegáis 5 minutos de reloj para desabrochar un sujetador, es porque sois unos torpes que aún están muy lejos de alcanzar la maestría sexual. 

 

Mentira Nº13 - La ropa se puede arrancar sin problemas: Cuando la pasión es demasiado intensa, no pasa nada por romper unos cuantos vestidos de diseño o destrozar un par de camisas de algodón puro. Se compra otro nuevo y ya está. Los botones arrancados por la fuerza nunca caen directamente sobre los ojos de nadie, porque eso no sería nada sexy ni propio del acto sexual. 

Mentira Nº12 - ¿Proponer tener sexo con palabras? ¡JAMÁS! Las miradas intensas y apasionadas y la respiración acelerada son más que suficientes para pasar a la acción de mutuo acuerdo. Si necesitáis hablar, es que os falla la comunicación de pareja.

sobrenatural tener sexo contigo

Mentira Nº11 - La única posición que una pareja que se ama debe practicar es la del misionero. Todas las demás son para rollos de una noche o errores de esos que se cometen bajo presión o por despecho. Pero con tu amor verdadero, sólo harás el misionero porque es la única postura que de verdad respeta ese sentimiento tan puro que es el amor.

Mentira Nº10 - Por supuesto, si os amáis de verdad y estáis hechos el uno para el otro, llegaréis al orgasmo juntos incluso aunque sea la primera vez que lo hacéis. Todo el mundo sabe que ese es el poder del amor verdadero.

Mentira Nº9 - El sexo de verdad, el que se hace con tu media naranja, no te despeina ni te jode el maquillaje. Tú eres una mujer absolutamente perfecta y él es un machote y el pelo perfecto de ambos al final de una apasionada sesión de sexo debe ser la evidencia de esto.

el diario de bridget jones en pijama en el sofa

Mentira Nº8 - Sentir ganas de ir al baño o necesitar limpiarse un poco después del sexo, es de pringaos. Si lo has hecho bien, no tendrás ninguna necesidad de moverte de la cama hasta por lo menos 20 minutos después de la eyaculación, momento en el que, por supuesto, estarás ya preparado/a para repetir.

Mentira Nº7 - Los condones son para pringaos aún más pringaos que los que van al baño después del sexo. Cuando el amor es verdadero y la pasión intensa, no hay tiempo para ponerse el chubasquero. Además, ponértelo significa que te lo vas a tener que quitar después y no puedes hacer eso porque no eres un pringao de los que se levantan de la cama después del sexo.

 

Mentira Nº6 - Las mujeres son escandalosas pero los hombres no. Claramente un machote que es tu media naranja no va a ponerse a gemir en tu oído y sus orgasmos serán silenciosos y con cara de machote. Pero ojo, si tu eres silenciosa, será que no te está gustando tanto. No te olvides de demostrarle a tu pareja lo mucho que te gusta su mete-saca misionero con unos cuantos gritos que despierten a los vecinos.

rumores y mentiras escena de sexo falso

Mentira Nº5 - A pesar de que hayáis tenido sexo hace cinco minutos, ni se os ocurra pasearos por la casa desnudos. Lo mejor es que cojáis las sábanas, el edredón o incluso una bata y os lo pongáis por encima para que no se os vean las partes pudendas.

el diario de bridget jones escondida bajo la manta

Mentira Nº4 - Cuando la pasión llama, llama. Y no puede hacerse nada contra ella. Así que de la misma forma que os tiene que dar igual desgarrar ropa de diseño, ese portátil que vale más que vuestra casa entera, esos documentos súper importantes de negocios que habéis tardado horas en clasificar o esa vajilla de porcelana que te regaló tu abuela, son prescindibles. Si hay que arrojarlos al suelo para montárselo sobre la encimera o el escritorio del despacho, se tiran. Y ya está. 

Mentira Nº3 - El sexo con ropa es comodísimo. Las cremalleras y los botones no incordian. Los vaqueros se pueden bajar y subir a la velocidad del rayo y las diferentes telas no causa ningún tipo de rozadura.

Mentira Nº2 - El sexo en la ducha es súper romántico, intenso, apasionado y húmedo. El poder del amor verdadero mantendrá vuestros pies en tierra firme eliminando así las posibilidades de resbalar y morir. También hará que el chorro de la ducha caiga sobre los dos a la vez para que ninguno se quede frío. ¡Pero nunca sobre vuestros ojos! 

tarzan jane bajo la lluvia

Mentira Nº1 - El sexo de pie está al alcance de cualquiera. El amor verdadero (y en ocasiones la pasión por despecho) harán que perdáis unos cuantos kilos instantáneamente y que los ganéis en fuerza, para que hacerlo de pie sea pan comido. Si es que el amor todo lo puede.

sexo de pie en un baño

 

Y este es nuestro TOP 14 de mentiras sobre sexo que Hollywood nos ha contado. Está claro que la realidad y la ficción tienen poco que ver. Lo importante es saber distinguir el uno del otro, y comprender que el sexo de la realidad, ofrece muchísimas más posibilidades y es mucho más torpe y divertido que el que se ha grabado con una cámara de cine.