Todo lo que debes saber sobre masturbación femenina

No está muy claro cuándo o porqué la masturbación pasó de ser algo privado como por ejemplo en la antigua Grecia, a algo prohibido y que no se debía hacer. Sí se conoce que la religión católica siempre ha ejercido un especial hincapié en la represión de todos los instintos sexuales que no tuviesen como fin la procreación y muchos de los mitos que han llegado incluso a nuestros días proceden de este contexto.

Aunque el onanismo en los hombres tampoco estaba especialmente bien considerado (si te masturbas te quedarás ciego), el placer individual de la mujer era especialmente ignorado e incluso desaconsejado.

masturbacion femenina no me digas lo que no puedo hacer

Afortunadamente, los días oscuros están llegando a su fin y cada vez más mujeres no solo reconocen que se masturban, sino que se atreven a hacerlo de formas diferentes y a hablar de ello con sus círculos de amistades.

Hoy queremos contarte todo lo que debes saber sobre la masturbación femenina y cómo puedes hacerlo incluso mejor.

Por qué las masturbación femenina es importante

Porque ayuda a dormir

Todas conocemos esa sensación de profunda relajación tras llegar al orgasmo. Masturbarse antes de dormir segrega hormonas que influyen en un descanso mejor y un mayor alivio del estrés.

Porque alivia algunos dolores de cabeza

Cuando nos masturbamos, nuestro cerebro segrega más oxitocina, lo cual aumenta también los niveles de endorfinas. Estas tienen efectos analgésicos que pueden aliviar estos dolores de cabeza leves.

Porque te ayuda a conocerte a ti misma mejor

La única forma de descubrir lo que te gusta y lo que no, (la clase de clítoris que tienes, si es muy sensible o poco, si te gusta más la penetración o la estimulación externa… ) con tranquilidad, calma y a tu ritmo, es masturbándote. Con juguetes, sin ellos, en distintas posiciones, en diferentes lugares… Después ya tendrás tiempo de explorar con tu pareja.

Curiosidades sobre la masturbación femenina

Representaciones antiguas

Una pequeña figura conocida como “La Mujer de Hagar Qim” que se encontró en un templo de Malta, es la representación más antigua que se conoce que muestra a una mujer masturbándose.

masturbacion femenina la mujer de hagar qim

En la literatura

Una comedia griega titulada Lisístrata cuenta la historia de un grupo de mujeres que, para convencer a sus maridos de que terminen la guerra entre Esparta y Atenas, deciden dejarles sin sexo. Claro que mientras tratan de cumplir este objetivo, no pueden evitar echar en falta los dildos de piel que se fabricaban en Mileto.

La contradicción

Durante la época victoriana, la masturbación tenía la culpa de todos los males del mundo. Aún así, el único tratamiento para la conocida “histeria femenina”, era masturbar a las mujeres en las consultas de los médicos.

Quema calorías

Como toda actividad física, la masturbación también quema calorías. Concretamente, unas 170 calorías, dependiendo de cuanto dure la sesión y la intensidad del placer que se sienta.

Consejos para masturbarte mejor si eres mujer

El ritmo

Masturbarte no tiene por qué ser algo mecánico que haces cuanto más rápido mejor para llegar al orgasmo y pasar a otra cosa. Tómate tu tiempo cuando puedas. Acaríciate despacio, pasando por diferentes partes de tu cuerpo antes de meterte de lleno en el tema.

Utiliza la imaginación

Aunque sólo el movimiento mecánico puede ser suficiente para llegar al orgasmo, no hay nada mejor que utilizar la imaginación para estimular el órgano más erótico de todos: el cerebro. Dedica unos momentos a imaginar una situación que te resulte muy sexy o alguna fantasía que te gustaría explorar.

Cuando uses los dedos

Nuevamente, no vayas directamente al lío. Jugar contigo mismo y descubrir cómo te gusta que te toquen es importante. Hazlo despacio, explorando cada parte de tu cuerpo. Pasa primero por los labios mayores, después por los menores, acaricia la entrada vaginal sin llegar a introducir los dedos… No te olvides de jugar también con tu clítoris, estimulándolo con movimientos circulares, en líneas o suaves golpecitos.

Si quieres usar juguetes, tenlos a mano

Tanto si usas juguetes con regularidad como si no tienes mucha experiencia, te recomendamos que tengas a mano tanto el juguete como el lubricante. No hay nada más corta rollos que estar con todo el calentón y tener que pararse a rebuscar en los cajones y abrir cajas.

masturbacion femenina interrupcion

tú cuando tienes que parar porque te has olvidado de sacar el lubricante

Prueba diferentes posturas

No queremos decir con esto que por revolcarte por la cama vayas a masturbarte mejor. Lo que queremos decir es que no recurras siempre la misma posición. Sabemos que la que usas siempre te gusta, pero podrías descubrir otras que te gusten igual o incluso más. No tengas miedo de experimentar. Esto lo haces por ti.

 

Hay miles de opciones en lo que a masturbación se refiere. Es cuestión de probar y probar hasta descubrir lo que más nos gusta. Y, sobretodo, no caer en la monotonía. En la variedad está el gusto y la sexualidad, también. 

 

 

Imagen de "La mujer de Hagar Qim": https://elartenoexistesonlospadres.files.wordpress.com/2014/10/hagarqimpregnantgoddessmalta.jpg?w=900