Sexting: Guía completa

¿En qué consiste el “sexting”?

La palabra “sexting” viene de “sex” y “texting (enviar mensajes de texto). Consiste en intercambiar mensajes de carácter íntimo y sexual con otra persona.

Inicialmente, sólo incluía los mensajes textuales pero conforme avanzaron las tecnologías, empezó a incluir también contenidos audiovisuales (fotos, vídeos y audios).

Se puede llevar a cabo en cualquier plataforma que permita el envío de mensajes de texto, vídeos e imágenes.

La problemática del sexting.

El sexting es una práctica muy extendida que puede verse como una forma más de tener relaciones con nuestra pareja. Es sexy, es excitante y viene muy bien si hay distancia de por medio.

Sin embargo, el sexting no deja de ser un poco arriesgado. Cualquier cosa que se envíe a través de Internet queda fuera de nuestro control y es imposible saber lo que sucederá con esos mensajes e imágenes que hemos enviado.

En nuestro artículo Sexting: Seducción vía mensaje puedes leer nuestras recomendaciones para practicar sexting de forma segura y minimizando los riesgos.

Guía completa para hacer sexting BIEN.

Ahora sí, aquí tienes la guía más completa para practicar sexting sin quedar mal.

Paso 1: Desactiva el corrector.

El corrector puede ser útil en algunas ocasiones pero cuando estás seduciendo a alguien con un mensaje escrito te dará más disgustos que otra cosa. Piénsalo. Estás ya a puntito de caramelo, te tiemblan las piernas, los dedos y hasta el corazón. Y te llega un mensaje autocorregido.

sexting autocorrector

El mood por los suelos.

No es que sea imposible recuperar el ambiente, pero tocará empezar a construirlo desde cero.

Paso 2: Cuida la ortografía.

Los mensajes de texto ya no cuestan dinero así que no hay excusa que valga para no escribir con propiedad y tomaros vuestro tiempo en seducir a vuestra persona especial como la RAE manda. Las abreviaturas, las faltas de ortografía y los errores gramaticales cortan el rollo más de lo que puedas imaginar.

A todos nos gusta sentir que nos miman y nos dedican atención. A ti te parece que esto es sexy?:

sexting mensaje de texto

Es leer esto y pensar que la persona que lo ha mandado tiene mucha prisa por acabar y hacer otra cosa.

Paso 3: La vergüenza no tiene lugar.

No hay ninguna obligación de hacer sexting si no te sientes cómodo/a o te da vergüenza. Pero si tienes claro que quieres hacerlo, no puede ser que te lo pienses cuarenta veces antes de escribir la palabra “coño” o “polla”.

Los genitales tienen nombres mil y puedes utilizar los que te pongan más a tono y en el estilo de seducción que más te guste. Pero las frases como “tócame ya sabes donde” están prohibidas. Pocas cosas cortan tanto el rollo como pensar que tu pareja no está cómoda. Demuestra que lo que estás haciendo te apetece y te excita.

Paso 4: Modera los emoticonos.

No están prohibidos pero deberías utilizarlos con moderación. Al principio de la conversación puede ser una buena forma de dar a entender tus intenciones o tu estado de ánimo pero una vez que os pongáis manos a la obra, es mejor prescindir de ellos. No son tan descriptivos como queremos pensar y es mejor expresarse con palabras.

Paso 5: Esto es cosa de dos.

Participa. No tiene ninguna gracia estar describiendo con pelos y señales todas las fantasías que tienes en tu cabeza y que te respondan con un “oh sí”, “dime más” o “sigue”.

El sexting debe ser tan recíproco como el sexo en persona y es muy aburrido si solo das sin recibir nada a cambio. Si quisiéramos una fantasía unilateral, escribiríamos un relato erótico y ya.

Paso 6: Hay que estar a lo que hay que estar.

Ya sabemos que la generaciones Y y Z tenemos una capacidad de concentración limitada, especialmente cuando se trata de pantallas. Pero lo mismo que no tienes que estar viendo Netflix mientras tienes relaciones sexuales, tampoco deberías hacerlo mientras haces sexting.

Que te manden un mensaje sensual y no responder hasta 10 minutos más tarde porque se te ha ido el santo al cielo con otra cosa, hace que la persona al otro lado del teléfono se aburra como una ostra.

Paso 7. Sé agradable.

Abandonar la conversación de sexting inmediatamente después de acabar es el equivalente a levantarse de la cama y marcharse sin decir ni siquiera “ha sido un placer”. Confirmar que has disfrutado y comprobar que la otra persona también lo ha hecho es, como mínimo, de buena educación.

Que no te de reparo alargar un poco la conversación antes de concluir. Es algo así como los abrazos y las caricias después del sexo: refuerzan la sensación positiva y aumentan las ganas de repetir en el futuro.