Sexo y Realidad Virtual

Sexo y Realidad Virtual ya caminan juntos de la manita hacia un sensual horizonte.

Las gafas de realidad virtual se están abriendo camino cada vez más hacia los hogares medios y la industria pornográfica no es de las que se queda atrás cuando se trata de avances tecnológicos.

Hoy en día, muchas empresas ofrecen ya diferentes experiencias pornográficas entre sus servicios y otras tantas están investigando cómo mejorar la tecnología y dichas experiencias.

Pero ¿en qué consiste exactamente el sexo en realidad virtual a día de hoy?

Sexo y Realidad Virtual

Con una simple búsqueda online, podéis encontrar gran variedad de opciones. Desde simples vídeos 360º en los que puedes participar como voyeur hasta complejas experiencias interactivas e incluso videojuegos.

Dentro de la industria pornográfica podéis encontrar gran variedad de empresas y páginas que ofrecen este tipo de vídeos y películas, como por ejemplo la española Virtual Real Porn. Esta página ofrece vídeos para todos los gustos, compatibles con tecnología como Oculus, PlayStation.VR o Windows Mixed Reality.

Muchas marcas de juguetes eróticos, como Fleshlight no han querido quedarse atrás y ofrecen masturbadores (sobretodo para hombres) que pueden conectarse y coordinarse con lo que está sucediendo el video para mejorar la experiencia de inmersión.

Un ejemplo de experiencia más compleja es vrXcity. Es una plataforma de Realidad Virtual desarrollada por la empresa Me.mento 3D. Ofrece un mundo virtual totalmente inmersivo que te permite crear y experimentar tus fantasías sexuales con estrellas del porno. La empresa se jacta del realismo de sus versiones virtuales de las actrices y actores y del alto nivel de interacción con los avatares para personalizar la experiencia.

¿Qué hace falta para disfrutar del sexo en realidad virtual?

No son necesarios demasiados accesorios para disfrutar del sexo en realidad virtual pero sí habrá que invertir algo de dinero para poder sacarle el máximo partido.

Para empezar, lo primero que necesitas son un buen par de gafas de realidad virtual. Si tienes intenciones de hacer uso de esta tecnología con bastante frecuencia, te recomendamos que inviertas en unas gafas de buena calidad. Las gafas de bajo coste no ofrecen la misma definición y muchas veces producen mareos.

Un juguete erótico que pueda conectarse a la web y adaptar el modo de estimulación a lo que está sucediendo en el vídeo es lo más recomendable para disfrutar al máximo de una experiencia de sexo y realidad virtual.

Si no dispones de uno, cualquier juguete erótico que puedas manejar de forma fácil y sin mirar los botones será suficiente.

 

Las ventajas del sexo en realidad virtual

  • Puede utilizarse en pareja para cumplir fantasías eróticas. Imagina poder visualizar una escena con tu actor o actriz porno al tiempo que tu pareja real te placer.
  • Ofrece una forma más interactiva de ver pornografía. Mucho mejor que sentarse o tumbarse a disfrutar, puedes personalizar la experiencia a tu gusto.
  • Permite explorar nuestra sexualidad y preferencias de una forma más realista que sólo con la imaginación.

Las desventajas del sexo en realidad virtual

  • No siempre vas a tener ganas de montar todo el tinglado para 20 minutos de masturbación.
  • Por desgracia, la mayoría de los juguetes eróticos y experiencias están focalizados en el público con pene. Para público con vagina, hay menos donde elegir.
  • La tecnología no está totalmente desarrollada, por lo que no siempre será compatible con nuestros dispositivos ni tendrá la misma calidad que una película al uso.

Hacia dónde va el sexo en realidad virtual.

Ya hay varias empresas investigando y trabajando sin descanso para mejorar y avanzar en el campos de la realidad virtual dentro de la industria pornográfica.

Ya se habla de crear espacios de citas online para practicar sexo virtual y del desarrollo de trajes ergonómicos que permitan sentir por todo el cuerpo y no solo en los genitales. Lo que nadie cree (de momento) es que este tipo de encuentros puedan llegar a tener más interés que los encuentros sexuales reales.

¿Os gustaría probar una experiencia de sexo en realidad virtual?