¿Por qué gusta tanto el sexo de reconciliación?

Es probable que te haya pasado más de una vez. Tu pareja y tú discutís por el motivo que sea pero, después, os lanzáis el uno en brazos del otro para acabar en la cama disfrutando de una sesión de sexo mucho más apasionada y satisfactoria de lo normal.

Incluso si solo tienes tu propia experiencia para conocer este caso, lo cierto es que hay numerosos estudios que han encontrado que el sexo de reconciliación tiende a percibirse como mejor que el del día a día.

sexo de reconciliacion mas intenso

Pero ¿hay una explicación para este suceso?

¿Por qué nos parece que el sexo de reconciliación es mejor?

El motivo es principalmente emocional. El sexo de reconciliación permite a la pareja reconectar, recuperar los sentimientos de intimidad que se han perdido durante la pelea. Es como poner tirita sobre un corte en la piel. Ayuda a sanar las heridas.

La propia pelea también libera una serie de neurotransmisores que activan tus sentidos y aumentan tu sensibilidad a los diferentes estímulos. Esta activación sigue presente cuando se pasa de la pelea a la relación sexual y es lo que hace que disfrutemos más del encuentro.

Eso sí, el sexo de reconciliación sólo será más satisfactorio que el normal si se ha resuelto el conflicto. Si lo único que se ha hecho ha sido apartar a un lado las diferencias y dar prioridad a la relación sexual, esta no tendrá el efecto que deseamos.

sexo de reconciliacion reconectar

Las ventajas del sexo de reconciliación:

Puede servir para dar pie a una conversación más tranquila y objetiva: Oxitocina, serotonina y otras tantas hormonas y procesos químicos consiguen que las relaciones sexuales nos hagan sentir bien, felices y más relajados. Está sensación placentera hace que nos sintamos más cerca de nuestra pareja y que las emociones negativas que hayan surgido durante la discusión, se suavicen.

Es un cambio en la rutina: Ninguna pareja quiere aburrirse y menos en el sexo. El sexo de reconciliación es más apasionado, más intenso y cargado de emociones, lo cuál sirve de precedente para probar también cosas nuevas.

Permite conocer y explorar otros comportamientos sexuales de la pareja, porque es una experiencia mucho más física y “primitiva”.

Las desventajas del sexo de reconciliación:

Si el sexo sustituye a la auténtica reconciliación: Cuando el conflicto no se resuelve, sino que se aparta a un lado para dar paso al sexo, ni este será tan satisfactorio, ni cumplirá su función reparadora. Es importante que la pareja sea capaz de comunicarse de forma efectiva y resolver sus diferencias. El sexo no debería sustituir a la reconciliación sino ser una consecuencia de esta.

Si se pelea a propósito: Es común encontrar parejas que acaban buscando la discusión porque saben que la pelea lleva directamente a un sexo más placentero. Esto no es sano y además llegará un momento en el que discutir dejará de ser un método efectivo para subir la temperatura y tendrá el efecto totalmente contrario.

Si se cruzan las líneas del respeto: Una cosa es una discusión de pareja y otra muy diferente es dar pie a la violencia física y verbal. Cuando se busca una excusa para discutir, es más fácil de lo que parece cruzar esas líneas.

sexo de reconciliacion big little lies

 

En resumidas cuentas, el sexo de reconciliación es bueno para la pareja siempre que sea algo esporádico y espontáneo y si se tienen las herramientas de comunicación suficientes para resolver los problemas de una forma no sexual.