¿Qué es la multiorgasmia y cómo la consigo?

Seguro que te ha pasado alguna vez. Estás de noche de chicas con tus amiga de toda la vida, llega el momento de las confesiones sexuales y de contarse batallitas (sí, nosotras también lo hacemos). Y llega una de ellas y ni corta ni perezosa dice “yo es que soy multiorgásmica”.

La primera reacción es pensar “esta petarda ya viene a exagerar y hacernos quedar mal a las demás”.

Pero seamos sinceras, esta reacción es porque nos morimos de envidia porque lo único que sabemos de la multiorgasmia es que debe de ser genial.

La multiorgasmia es un fenómeno sexual misterioso, que a todas nos gustaría probar alguna vez pero que muchas consideran un mito o fuera de su alcance.

Pero no os preocupéis, porque aquí estamos nosotras para sacaros de dudas y contaros todo lo que tenéis que saber para llegar al orgasmo múltiple. Por que sí, podéis.

multiorgasmia si que puedes

¿Qué significa ser multiorgásmica?

Que una mujer sea multiorgásmica significa que tiene la capacidad de tener varios orgasmos seguidos. Según esta definición, todas las mujeres serían multiorgásmicas, puesto que el periodo refractario de las mujeres es muchísimo menor que el de los hombres de forma natural.

Sin embargo, no es a eso a lo que la mayoría de las personas se refieren como multiorgasmia, sino a poder tener varios orgasmos seguidos sin que exista ni periodo refractario, ni estimulación de ningún tipo entre un orgasmo y otro.

Hay mujeres que aseguran tener hasta 14 orgasmos seguidos.

multiorgasmia fuegos artificiales

En realidad, se pueden diferenciar dos tipos de multiorgasmos:

El orgasmo secuencial: Es la multiorgasmia de la que hablábamos, que incluye un breve periodo refractario tras alcanzar el primer orgasmo. Durante ese periodo refractario puedes hacer cualquier cosa, (rehidratarte, ir al baño, lavarte la cara, mirar al techo) y al cabo de unos minutos volver a empezar.

El orgasmo múltiple: Es el más ansiado. Es el orgasmo que llega una y otra vez sin parada en medio. Imagina que estas con tu pareja y tu llegas antes al clímax, pero el sigue estimulándote y tu llegas otra vez, y luego otra y otra más si cabe. ¿Suena bien, verdad?

¿Y si te decimos que no es necesariamente algo genético y que puedes conseguirlo con un poco de práctica?

multiorgasmia cuentame mas

Cómo ser multiorgásmica

A continuación de damos todas las claves para que entrenes tu potencial multiorgásmico. Si quieres conseguirlo, no te quedes con las ganas:

Querer es poder.

En primer lugar, si el orgasmo múltiple no está en tu genética y todavía no lo has experimentado, debes saber que es una elección libre. Probablemente con un solo orgasmo te quedas bien satisfecha y no te apetezca más. Por lo tanto, tienes que ser consciente de que vas a tener que “hacer un poder” y seguir estimulándote.

Aprovecha los dias de ovulación.

Los días en los que estás ovulando suelen ser también los días que más cachonda estás, gracias al aumento del nivel de hormonas en tu cuerpo. Será más fácil llegar al orgasmo y seguramente tendrás más ganas de seguir, así que aprovecha para masturbarte esos días.

house ovulacion

Prueba cosas nuevas.

Saca tu lado más travieso. Estás sola y nadie va a juzgarte así que no dejes de probar ninguna fantasía que tengas escondida. La cuestión es ponerte a 1000 por hora, así que deja de lado cualquier prejuicio o reparo que tengas y haz lo que más te apetezca.

No rechaces un poco de ayuda.

Si vas a tener que estimularte más a allá de tu primer orgasmo, no rechaces una mano amiga. Emplea un lubricante potenciador del orgasmo o una crema estimulante que aumente tu sensibilidad y que te proporcione un cálido cosquilleo.

shunga lubricante intensificador

Dale amor al clítoris.

He aquí la clave para dominar la multiorgasmia. Es muy probable que cuando llegues al orgasmo la primera vez, tu clítoris pase a ser hipersensible y te resulte difícil incluso rozarlo. Pero tienes que encontrar la forma de seguir. Ayúdate de un buen lubricante y comienza rozando suavemente la zona de alrededor del clítoris, sin estimularlo directamente. Poco a poco, notarás que te excitas de nuevo y puedes seguir.

Cómo ser multiorgásmica en pareja

Una vez tengas dominada la técnica tú sola, seguramente querrás sorprender a tu pareja con tus nueva habilidad. Pero no es igual lograr la multiorgasmia tú sola que en pareja.

Sexo oral al poder.

Un cunnilingus como dios manda es una poderosa forma de alcanzar el multiorgasmo. Puedes llegar al orgasmo la primera vez e inmediatamente después que tu pareja te penetre y continúe estimulándote.

sexo oral multiorgasmia

Tú tienes el control.

Elige una postura en la que seas tú la que tenga todo el control sobre tu clítoris. Puedes ayudarte de un juguete para estimularlo mientras te penetra tu pareja.

Sobretodo, no pares al llegar al orgasmo. Si en lugar de dejarte llevar por la satisfacción, continuas jugando contigo misma, descubrirás que puedes tener varios orgasmos seguidos.

¡Y a disfrutar, diablillas!