Lo que debes saber sobre el orgasmo femenino

Porque, creednos, hay mucho que saber.

Sobre el orgasmo femenino se ha dicho de todo y muchas veces sin ningún fundamento. Desde la absoluta negación de su existencia, hasta la afirmación de que existen docenas de orgasmos femeninos diferentes, pasando por un montón de opiniones intermedias. Los estudios que se realizan muchas veces se contradicen entre ellos y esto puede causar una gran confusión para aquellas personas que queréis conocer más a fondo este fantástico fenómeno que es el orgasmo.

 

stoya orgasmo femenino

 

Hoy vamos a intentar resolver algunas de las dudas más comunes y que más vueltas dan por vuestras curiosas y lujuriosas cabecitas.

 

¿Hay varios tipos de orgasmos?

Esta es una pregunta que se hace constantemente y para la que se dan un millón de respuestas diferentes, generando controversia.

Sin embargo, vamos a ponernos de acuerdo en esto. NO hay varios tipos de orgasmo femenino. Cada mujer lo sentirá y vivirá de una manera diferente, pero el orgasmo es lo que es y solo es uno.

Ahora bien, ¿se alcanza siempre de la misma manera? Pues claro que no, guapis. En el cuerpo de la mujer hay una gran variedad de puntos erógenos que pueden estimularse hasta alcanzar ese delicioso clímax.

 

¿Cuál es la diferencia entre orgasmo clitorial y vaginal?

¡Ah! La gran pregunta.

Algo que apenas se comenta, es el hecho de que en la vagina hay muy pocas terminaciones nerviosas y que sólo tiene sensibilidad aproximadamente en los primeros 3 centímetros.

En cambio, el clítoris se extiende hacia el interior y, como bien sabéis, es un órgano súper sensible.

 

anatomia clitoris

 

Por este motivo, algunos expertos aseguran que el famoso Punto G no es más que esa extensión del clítoris. Siguiendo esta idea, los orgasmos vaginales no existirían, sino que serían también orgasmos clitoriales, sólo que estimulado desde el interior.

Sean o no, orgasmos diferentes, el caso es que muchas mujeres han experimentado ambos y son capaces de llegar al clímax con ambas estimulaciones por separado o a la vez.

¡Olé, nosotras!

 

¿Qué pasa con el orgasmo anal?

También existe aunque es mucho más fácil alcanzarlo si se estimula también el clítoris. Al tratarse de un tema tan poco tratado, en los casos de penetración anal, el orgasmo se alcanza más por el morbo que nos causa practicar una postura tan tabú, que por la estimulación física en sí misma. Al final, el orgasmo femenino es algo en lo que el factor psicológico juega un papel crucial.

¿Se puede llegar al orgasmo sin estimular los genitales?

Sí. Es absolutamente posible. Aproximadamente un 20% de mujeres aseguran que han llegado al orgasmo sólo con la estimulación de, por ejemplo, los pezones ¡o incluso recibiendo un masaje de espalda!

 

¿Y sin estimulación física?

También. Totalmente posible. ¿Nunca has tenido un orgasmo mientras dormías? Es algo bastante común, el 70% de las mujeres reconoce haber tenido orgasmos mientras dormían.

 

Y como decíamos antes, en el orgasmo femenino la estimulación psicológica es vital. De ahí la necesidad de currarse unos buenos preliminares y mantener la tensión sexual constantemente.

 

Nos vamos a despedir con un dato curioso: ¿Sabíais que el record Guinnes de orgasmos femeninos está en 138 en una hora? Impresionante.