Preservativos: Desmontamos las excusas para no ponérselo

El 46% de los españoles no utiliza preservativos y eso no puede ser.

El preservativo es el único método que no solo es anticonceptivo sino que también previene las enfermedades de transmisión sexual. Sexólogos, ginecólogos, médicos de cabecera y los medios de comunicación se esfuerzan mucho por hacer que este mensaje cale.

Pero algo falla porque casi la mitad de los españoles reconoce que no lo utiliza (y eso si no contamos los que no lo usan pero no lo reconocen).

Las excusas para no utilizarlo son muy variadas pero no son más que eso: ¡EXCUSAS! Así que vamos a desmontároslas para que, la próxima vez, vayáis bien protegidos.

Excusa 1: “Con preservativo te siento menos”

Pues mejor para ti. Teniendo en cuenta que por regla general las mujeres requieren de más tiempo de juego para llegar al orgasmo, la mínima reducción de sensibilidad que causa el condón (y no es para tanto, exagerados) os puede venir muy bien a los chicos para aguantar como campeones hasta que vuestra chica haya terminado.

Si de verdad os supone un problema, sabed que existen modelos de preservativos extrafinos, que permiten una máxima sensibilidad y siguen siendo muy resistentes y seguros.

 

Excusa 2: “El preservativo me corta el rollo”

Eso es porque no lo usas nunca y no tienes práctica suficiente para ponerlo rápido y bien. Todo se aprende pero no por ciencia infusa. Hay que practicar.

Ponerte un preservativo te lleva medio minuto escaso. Si 30 segundos de pausa te cortan el rollo, quizá tu problema no sea el preservativo.

Y siempre está la innovación. Haz que poner el condón sea parte del juego. Poner el condón con la boca puede ser muy erótico o hacerlo con un sensual masaje. La cuestión es ser creativo.  

 

Excusa 3. “No es 100% eficaz”

No. Solo es un 99% eficaz contra el embarazo y protege contra la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual, como el VIH, el virus del papiloma humano, gonorrea, clamidia y tricomoniasis.

Ningún método es infalible y siempre puede haber accidentes o fallos, aunque la posibilidad sea muy remota. Pero, si por alguna desgracia os encontráis dentro de ese 1% de población, al menos sabréis que tomasteis las precauciones necesarias y no os sentiréis culpables.

Un 99% de eficacia es un porcentaje muy alto.

 

Excusa 4. “Solo vamos a hacer sexo oral”

Vale. No te vas a quedar embarazada practicando sexo oral. Pero las enfermedades de transmisión sexual no requieren penetración para contagiarse. Utiliza el condón siempre, incluso para practicar felaciones. Si no te gusta el sabor a latex (es comprensible, nadie quiere chupar un globo) existen preservativos, aceites y lubricantes de sabores que son deliciosos y seguros para tu salud que consiguen que la experiencia oral sea mucho más divertida.   

 

Excusa 5. “Si me lo pides es que no confías en mi” 

¿Peeeerdonaaa?
Bonita, sal por patas de allí. Que un hombre utilice la excusa de la confianza y el amor para NO ponerse un preservativo, es una bandera roja como una catedral de grande. No necesariamente porque tenga algo, si no porque claramente es una persona que no te respeta ni se preocupa por ti y tu seguridad.

Quien bien te quiere no te dará una ETS ni un embarazo no deseado.

 

¿Habéis visto? Usar el preservativo tiene muchísimas más ventajas que desventajas.

Os garantizamos que el sexo seguro es SIEMPRE una experiencia más divertida, placentera y gratificante.