Por qué deberías ver Sex Education (SIN Spoilers!)

Sex Education es la nueva apuesta de ficción de Netflix.

Protagonizada por Asa Butterfield y Emma Mackey, la serie presenta a Otis Milburn, un adolescente con escasas habilidades sociales que, debido a la influencia de su madre (Gillian Anderson), que es terapeuta sexual, ha adquirido un gran conocimiento teórico sobre las relaciones sexuales aunque su conocimiento práctico es mucho más reducido. Es más, es inexistente. 

A pesar de ser tan virgen que ni siquiera puede masturbarse, Otis acepta la proposición de su nueva amiga Maeve de empezar a hacer consultorías sexuales para sus compañeros de instituto. 

Si la premisa por sí sola no te convence, hoy te contamos varios motivos por los que deberías ver Sex Education

Sex Education es una comedia dramática

En demasiadas ocasiones las series de televisión y las películas retratan una sola cara de la sexualidad adolescente: o el drama de las inseguridades, las decisiones inmaduras y las consecuencias graves o todo lo contrario, la parte cómica de los mal entendidos, la inexperiencia, etc. 

Sex education te ofrece ambas versiones de forma muy natural y sin tapujos. Mezcla con gran habilidad las situaciones dramáticas con las divertidas y consigue que temas profundos y complejos salgan a la luz con facilidad y tono ligero. 

Los personajes

Dentro de la serie podemos encontrar una amplia variedad de personajes con diferentes personalidades, situaciones y voces completamente propias. Si bien están algo caricaturizados, sigue siendo fácil identificarse con por lo menos uno de ellos, si no con varios. 

Sex education no se centra en ofrecer una imagen única de la adolescencia, sino que crea personajes con varias capas que debemos ir desentrañando a lo largo de la serie. 

Sex Education habla de sexualidad sin tapujos

No hay maquillajes ni rodeos ni metáforas en Sex Education. Se habla de temas como el sexo, la virginidad, la homosexualidad, el autodescubrimiento y las inseguridades adolescentes con una naturalidad que ya quisieramos todos para la vida real

Se nota una gran diferencia entre el "tono terapéutico" que emplean Otis y su madre y el "tono burdo" que emplean sus compañeros de clase, pero el mensaje sigue siendo el mismo y es un mensaje de gran importancia

Mucho jóvenes (y muchos adultos también) encontrarán en Sex Education respuestas a preguntas que nunca se han atrevido a hacer a las personas de su entorno puesto que son estas mismas preguntas las que se plantean los personajes de Sex Education. 

Mucho más que sexo

Aunque este es claramente su tema central, Sex Education aborda otros temas complejos tales como el aborto, el acoso, las ETS y las relaciones sociales y lo hace con la misma naturalidad con la que habla de sexo. 

 

En definitiva, Sex Education es una serie que lanza un poderoso mensaje ya sólo con su título: Una educación sexual abierta y natural es imprescindible para el desarrollo de una vida sexual adulta sana, divertida y placentera. Para que los jóvenes puedan tomar sus decisiones basándose en un conocimiento previo e información fiable en lugar de en mitos, presión social y el porno. 

Y este mensaje lo transmite en forma de 8 capítulos envueltos en fantástico humor británico

¿Qué? ¿Os apetece verla?