Las películas más sexys para ver con tu pareja

Más allá del amor edulcorado de Hollywood, del cine porno gratuito y todavía más lejos de Cincuenta Sombras de Grey, existe todo un género de películas capaces de alterar tus hormonas y despertar tus instintos más eróticos sin dejar de lado el entretenimiento y la narrativa de calidad.

Hoy te recomendamos algunas películas que, a lo largo de la historia del cine, han dejado varios asientos húmedos y varias gargantas secas de tanto jadear.

Asegúrate de tener bien cerca a tu pareja o tu juguete erótico favorito, porque esta sesión de cine subirá mucho la temperatura.

Kiki, el amor se hace

Empieza la maratón con esta película de Paco León, en la que 5 parejas diferentes te contarán sus 5 historias de sexo, erotismo y pasión. Esta película es más divertida que erótica, pero explora el tema de las filias sexuales de una forma muy entretenida y abierta. Liberaos de los tabúes y los mitos sobre el sexo menos convencional y pasaréis una hora y media de lo más interesante.

 

La secretaria (Secretary)

Entre la comedia y el drama, La Secretaria nos habla de Lee Holloway (Maggie Gyllenhaal), una mujer que tras salir de una institución psiquiátrica acaba trabajando como secretaria del excéntrico abogado E.Edward Grey (hhhhmmm… ese apellido me suena de algo). Juntos se embarcan en una relación de sadomasoquismo y dominación cuando Grey le ordena a Lee que deje de autolesionarse.

 

Bellow her mouth

Bellow Her Mouth es una película que narra una apasionada relación entre dos mujeres que se encuentran por casualidad. Aunque la premisa y la historia en sí, no son muy originales (mujer hetero a punto de casarse conoce a una mujer y descubre que siente una poderosa atracción hacia ella), la película está plagada de escenas eróticas en las que la tensión sexual es casi palpable. Las actrices principales tienen muchísima química y sus encuentros sexuales sin duda conseguirán despertar un cosquilleo entre tus piernas.

 

La vida de Adèle

Dirigida por Abdellatif Kechiche, La vida de Adele es la historia de una joven de 15 años que duda sobre su sexualidad hasta que conoce a otra chica llamada Emma y se enamora de ella. Juntas exploran esta atracción física y se enfrentan a los prejuicios de las personas de su entorno. Adaptada de la novela Blue de Julie Maroh, La vida de Adele es una película cargada de emoción y escenas sexuales retratadas con gran erotismo y autenticidad.

 

Shame

Michael Fassbender interpreta a un joven de nueva york llamado Brandon que tiene una adicción al sexo que no es capaz de controlar. Su vida se resumen en tener encuentros sexuales de una noche con solteras neoyorkinas, prostitutas y en ver revistas y películas pornográficas hasta que su hermana aparece de improviso para quedarse con él unos días en su casa. A parte de la fantástica interpretación de Fassbender y el recorrido por el lado oscuro del personaje, las escenas de sexo de esta película son capaces de subirle la temperatura a cualquiera.

 

Match Point

Un clásico de Woody Allen cargado de momentos apasionados, tensión sexual y encuentros eróticos de toda clase. Chris Wilton es un profesor de tenis con pocos recursos financieros. Sin embargo, trabajando en un club para gente adinerada de Londres, conoce a una mujer llamada Chloe que procede de una familia rica y acaba casándose con ella. No obstante, su matrimonio y el estilo de vida al que se está acostumbrando, empiezan a tambalearse peligrosamente debido a su romance extramarital con la americana Nola Rice (interpretada con Scarlet Johansson).

 

9 Semanas y Media

Protagonizada por Kim Basinger, 9 Semanas y Media es otro clásico del cine erótico con algunas de las escenas más eróticas e icónicas de la historia, como la famosa escena del cubito de hielo o la de Kim desnudándose a contraluz. Durante el mismo tiempo que dura el título, Elizabeth, una joven ejecutiva, mantendrá una apasionada y extrema relación sexual con el misterioso John, que la llevarán a caminar por el filo del placer y la dominación.

 

Y estas son nuestras recomendaciones para una sesión cinefila muy caliente y con final feliz. 

¡Esperamos que las disfrutéis al máximo!