Los beneficios de masturbarse

Los beneficios de masturbarse van mucho más allá del puro placer de hacerlo.

Aunque nos pueda parecer mentira, masturbarse todavía es algo tabú. a pesar de que es algo natural que todas (o casi todas) hacemos, parece que sólo se puede hablar de ello por lo bajini o en tono de broma.

Pero masturbarse no solo da mucho placer, sino que es estupendo para tu salud.

Masturbarse es un proceso que involucra tanto el plano físico como el psicológico y, aunque no haya demasiados estudios científicos sobre el tema,(especialmente la masturbación femenina ¡Vaya sorpresa!) sí que tenemos numerosas evidencias de todos los beneficios que masturbarse puede tener sobre tu salud y en general, sobre tu bienestar.

Sigue leyendo y descubre todos los beneficios de masturbarse.

Los 6 beneficios de masturbarse

1. Los neuroquímicos liberados por un orgasmo mejoran tu humor.

El orgasmo libera químicos como la dopamina, la oxytocina o las endorfinas, todas ellas hormonas relacionadas con ese sentimiento de relajación, satisfacción y felicidad. Es decir, que después de un orgasmo en condiciones, estás de un humor inmejorable. Al estar de buen humor, relajamos nuestras defensas y nuestro vínculos emocionales con otras personas se refuerzan. No solo nos sentimos más cercanos a nuestra pareja sino que, seguramente, también tratemos mejor a los desconocidos.

2. La masturbación facilita el autoconocimiento.

Somos responsables de nuestro propio placer. Si nosotras mismas no sabemos cómo nos gusta que nos toquen, nadie lo sabrá. La masturbación es un momento en el que se te abren las puertas de la autoexploración. Y está en tus manos (o en tu juguete) descubrir qué es lo que te hace sentir mejor. Conocer las mejores formas de desbloquear el placer en tu propio cuerpo es vital para después trasladarlo a las relaciones sexuales con otros y para comunicar mejor tus preferencias.

3. Si tienes problemas para dormir, masturbarte puede ser una ayuda.

Los orgasmos te ayudan a dormir de la misma forma que lo hace leer un libro. Te sientes tranquila y relajada. El orgasmo alivia la tensión física y emocional, relaja los músculos y agota el cuerpo. Todo esto hace que te duermas más rápido y al mismo tiempo, la sensación de satisfacción mejora también la calidad de ese sueño. Así que ya sabes, si quieres dormir mejor, 20 minutitos de juego contigo misma en la cama pueden ser la solución.

4. Alivia los dolores de la regla y de cabeza.

¿Recordáis cuándo se decía eso de “hoy no me apetece, me duele la cabeza”? Pues algunos estudios han demostrado que durante el orgasmo, somos capaces de aguantar el doble de dolor que aguantamos normalmente.

Además, en el cóctel de hormonas que se libera con el orgasmos, se incluye la serotonina, que actúa como analgésico natural y suaviza las sensaciones de dolor. Muy útil para aliviar los dolores de la regala, jaquecas e incluso dolores corporales.

5. Masturbarse aumenta la libido.

Los actos creativos llaman a más creatividad y los actos de placer llaman a más placer. Esto se aplica perfectamente a la masturbación. Cuanto más te masturbes y te sientas cómoda siendo sexual con tu propio cuerpo, más ganas tendrás de ser sexual con otros. Tu libido no es siempre igual. Puede aumentar, disminuir e incluso cambiar aquello que la despierta. En definitiva, la libido se transforma. Y la masturbación es una de esas cosas que puede hacer que cambie.

6. La masturbación: una técnica para aliviar el estrés

No solo se trata de las hormonas que se liberen durante el orgasmo. No es necesario llegar a este para que la masturbación funcione como liberador de estrés. Darse placer a una misma suele requerir que nos concentremos en el acto de darnos placer. Es decir, nos obliga a dejar a un lado todo lo demás que nos pasa por la cabeza para tener el foco sólo en nuestro cuerpo y las sensaciones que nos transmite. El placer, acabe o no en orgasmo, cambia nuestra atención, alejándola de todo lo que nos pueda estar produciendo estrés.

 

El placer es una experiencia individual que es diferente para cada persona. Sólo tú tienes el poder de descubrir qué es lo que te gusta y lo que no. La curiosidad por tu propio cuerpo es la llave que te abre las puertas de una vida sexual más sana y más feliz en todos los sentidos. Si quieres saber cómo puedes hacer tu masturbación aún más increíble, echa un vistazo a nuestros artículos sobre cómo masturbarte mejor si tienes vagina y si tienes pene

Así que olvídate de los tabúes y ¡mastúrbate! Ya has visto que es fantástico para tu bienestar.