Las mejores alternativas al porno de siempre

¡Un mejor porno es posible!

A la inmensa mayoría de la gente le gusta ver porno. Y eso incluye a las mujeres. Sin embargo, no nos gusta la industria del porno tradicional.

Ya de primeras, la mayoría de los vídeos y películas porno que puedes encontrar tienen una cinematografía y estética lamentable, más propia de los vídeos caseros que del cine. Muchos de ellos ni siquiera se esfuerzan en contar una historia, aunque sea mínima. A no ser que acudas directamente a la página web de la productora, nada te garantiza que el entorno de trabajo y las condiciones de los actores y actrices sean justas. E incluso así, lo cierto es que es difícil tener garantías de que no se están produciendo abusos. Por si fuera poco, es demasiado frecuente encontrar vídeos y películas en los que la mujer se presenta como un objeto cuya única función es satisfacer al hombre y en los que el placer femenino queda totalmente relegado a una segundo plano o ni siquiera existe.

Con este panorama, es natural que a las mujeres les cueste reconocer que les gusta (o gustaría) ver porno.

Pero no os preocupéis, porque existe un porno diferente. Un porno mejor.

finally

¿Qué es el porno feminista?

Bajo el nombre de porno feminista o porno indie encontramos una industria del cine para adultos que defiende una mejor representación del placer femenino, así como una ética de trabajo responsable y una calidad y estética dignas de llamarse cinematografía.

Se habla erróneamente de “Porno para mujeres” porque el porno feminista también lo encontrarán placentero los hombres. Incluso si es un porno hecho (dirigido y escrito) por mujeres en su gran mayoría.

Tampoco hay que creer que se trata de un cine totalmente político y que deja el sexo a un lado para meterte la ideología feminista por los ojos. No. Aunque existen productoras pequeñas más radicales, en general esta industria del porno alternativa se considera feminista porque no se centra en el placer masculino. Sus historias y situaciones tratan de poner en términos de igualdad tanto el placer de la mujer como del hombre. Las mujeres no se representan como objetos sino como personas con sus propios deseos sexuales y necesidades.

¿Puedo verlo de forma gratuita?

Algo que debes tener en cuenta es que este tipo de porno no suele ser gratuito. Al fin y al cabo, cuesta el mismo dinero hacer una película porno que una película romántica. Hay que pagar a todas las personas involucradas, cámaras, actores, actrices, localizaciones, iluminación, montaje, música, etc por no hablar de impuestos y tasas de distribución.

rihanna haciendo el gesto de costar mucho dinero

Dado todo esto y que una de las bases del porno alternativo consiste en darte la seguridad de que no se están produciendo abusos en la producción de estas películas, es muy complicado encontrar porno feminista de forma gratuita.

¿Dónde puedo ver porno feminista?

Estas son algunas de las plataformas más reconocidas de porno alternativo:

Lust Cinema: Es la plataforma creada por Erika Lust, posiblemente la más reconocida directora y productora de cine porno alternativo. Sus producciones se caracterizan por una estética muy cuidada con la que se busca representar toda la pasión, el deseo, el erotismo y la lujuria de las relaciones sexuales. En las películas se representa a parejas de todos los géneros, edades y razas. Incluso cuenta con una “saga” llamada XConfessions en la que la audiencia tiene la oportunidad de confesar sus fantasías de forma anónima y que estas sean llevadas al cine por profesionales. Algunas películas de Erika Lust están disponibles en Netflix.

Frolic Me: Historias cargadas de erotismo principalmente pensadas para mujeres y parejas, todo envuelto en una cinematografía elegante y de muy buen gusto. Además de películas completas, la página también cuenta con galerías fotográficas, relatos eróticos y un blog.

Lustery: Se trata de una plataforma que recoge exclusivamente videos caseros de parejas reales. Los videos se envían a la página y esta decide si se publican o no. Los beneficios del video se reparten 50/50 entre la plataforma y los creadores del video. En esta página, no encontrarás ningún video que tenga siquiera aspecto profesional. El objetivo de su creadora, Paulita Pappel, es ofrecer contenido para adultos orgánico, natural y realista. Hay otras normas, como que el contenido no puede representar mujeres cosificadas.

Bright Desire: Se describen a sí mismos como porno new age, inteligente. Las narrativas de las películas de Bright Desire buscan ofrecer una visión mucho más amplia y variada que las del porno normativo. Se trata de explorar fantasías y de mostrar todo lo que más se aprecia en el sexo: La intimidad, las risas, la conexión íntima y, sobretodo, el placer.

Porno