Cómo afecta Instagram a tus relaciones

Instagram y otras redes sociales aparecieron en nuestras vidas no hace tanto tiempo (unos 15 años de media) pero se han instalado rápidamente y se han convertido en parte esencial. Muchas personas trabajan con o a través de ellas. Y aunque han traído aspectos muy positivos, también han tenido consecuencias negativas en nuestras vidas.

Instagram y otras redes sociales han conseguido unir a mucha gente. Personas que de otra manera no se habrían conocido nunca, pueden formar colaboraciones, amistades e incluso relaciones amorosas.

Pero no es oro todo lo que reluce. Estas son algunas de las formas en las que las redes sociales afectan a tus relaciones.

Cómo afecta Instagram a tus relaciones

¿Es felicidad o es postureo?

Cuando pasas mucho tiempo en redes sociales, especialmente en Instagram que es una red muy visual, recibes una gran cantidad de imágenes que te afectan y te influyen en mayor o menor medida.

No es nada raro seguir a un montón de personas que exhiben su vida en forma de fotografías y videos. Muchas de ellas muestran también lo felices que son sus relaciones personales y lo perfectas que son sus parejas.

Es muy importante recordar esto: Instagram no es real. Cada persona elige subir única y exclusivamente, lo que quiere compartir. Ninguna pareja va a sacarse una foto mientras están peleando ni se grabarán en video si están teniendo una discusión (a no ser que su forma de vida sea, literalmente, un reality show). Que tú no veas esos malos momentos no significa que no existan.

Muchos influencers se ganan el pan haciéndote creer que son inmensamente felices. Pero ten presente que nadie es tan feliz todo el tiempo. Las malas rachas existen para todos los seres humanos y los influencers no son una excepción. Es más, se han hecho varios estudios en los que se demuestra que las personas que más se esfuerzan por conseguir reconocimiento en redes sociales son las más inseguras e infelices en su vida real.

Expectativas irreales

El constante bombardeo de parejas felices que te llega a diario también puede tener un efecto negativo sobre las expectativas que tienes para tus relaciones, en varios sentidos.

Por un lado, estar expuest@ a fotografías estéticas en las que la pareja se ajusta exactamente a las convenciones de belleza aceptadas, puede hacerte creer que tu no mereces encontrar el amor. Si tus rasgos no se ajustan al canon de belleza del momento y no tienes referencias de otras parejas felices que no parecen salidas de la portada de una revista, tu autoestima se puede ver afectada.

También puede afectar a los comportamientos que esperas de tu pareja. No es extraño ver grandes gestos románticos, declaraciones de amor públicas y regalos exagerados en fechas señaladas. Si esta clase de momentos no tienen lugar dentro de tu relación, quizá sientas decepción. Procura recordar que el apoyo, la confianza y el cariño diarios, son mucho más importantes que los grandes gestos románticos de película. Quizá tu pareja no tiene el impulso ni la capacidad de escribirte un soneto o dedicarte una canción, pero si te trata con respeto, ternura y está ahí cuando es necesario, debería ser más que suficiente.

Control y desconfianza

La mayoría de nosotr@s somos culpables de esto: Conocemos a alguien nuevo y lo primero que hacemos es mirar sus redes sociales desde el primer tweet que escribieron hasta la lista de amigos que tiene en Facebook. ¿Todavía tiene fotos con su expareja en su Instagram? ¿Pero de qué va?

Emplear las redes sociales para intentar conocer a una persona antes de empezar a conocerla de verdad, es algo de lo que pecamos la gran mayoría. Y es muy triste porque probablemente, no estamos perdiendo oportunidades interesantes sólo porque la presencia online de la otra persona no se ajusta a lo que tenemos en nuestra mente.

También puede suceder lo contrario: Enamorarse de alguien que en internet parece encajar perfectamente contigo. Esta persona tiene todo lo que buscas y la idealizas durante semanas antes de llegar incluso a tener una conversación con ella. Y cuando por fin lo haces, resulta que no es oro todo lo que reluce.

Por desgracia, está muy extendido y muy aceptado el uso de las redes sociales para saber lo que nuestra pareja está haciendo y con quién lo está haciendo en todo momento. La actividad en redes sociales es cada vez un recurso más frecuente para investigar y confirmar infidelidades.

El problema de este comportamiento es que el acceso a esta información es tan fácil y rápido que resistirse es muy complicado. Además, cuando tenemos sospechas, casi cualquier cosa puede interpretarse como un comportamiento inadecuado, lo cual solo alimenta la inseguridad y la desconfianza.

Qué hacer si Instagram afecta a tus relaciones

Si sientes que Instagram está tomando el control de tus relaciones para mal, lo principal que tienes que hacer es trabajar en tu autoestima y tus inseguridades. Si tienes una buena autoestima y confías en todos tus rasgos positivos, es mucho más difícil que Instagram te influencie de forma negativa.

Una pareja sana se basa en la confianza mutua, la comunicación, el respeto, el cariño y la amistad. Esto permite superar los baches y los malos momentos. Si confías en tu pareja y esta confía en ti, ¿por qué vas a necesitar mirar sus redes sociales o incluso tener acceso a sus mensajes privados? Respetad vuestros espacios privados y si surgen las dudas, comunicaos.

Ten siempre presente que las redes sociales no son una ventana a la vida de nadie. Son un álbum de fotos curado y decorado con mimo, en el que cada imagen ha sido cuidadosamente seleccionada.

No es real y tu vida no tiene que parecerse a lo que ves en ellas.