Guía básica para hacer un trío

¿Quién dijo que tres son multitud?

El 85% de los hombres han tenido en alguna ocasión la fantasía de hacer un trío. Y aunque el porcentaje es menor, las mujeres también sienten una profunda curiosidad por esta práctica sexual.

A pesar de estos datos, también es una de las fantasías que menos se cumple. ¿Por qué es esto? Pues porque muchas veces no se sabe cómo plantearla y entran en juego sentimientos como los celos o las inseguridades de cada uno, que consiguen que, por unas razones o por otras, no lleguemos a llevar esta fantasía a la práctica.

Creemos que quedarte con las ganas de probar algo que te llama la atención es una pena, así que si estás decidida/o a probar alguna vez un trío, te dejamos por aquí algunos consejos que te pueden ser muy útiles.

Proponerle a tu pareja hacer un trío:

new girl propuesta de trio

Si estás soltera/o, lo tienes un poco más fácil, porque mientras tengas claro lo que quieres hacer, la decisión solo depende de ti. Enhorabuena, ya puedes ponerte a buscar otras dos personas que estén deseando vivir esta experiencia contigo.

Pero si tienes pareja, esto puede ser un poco más difícil.

A veces, por miedo a lo que pueda pensar la otra persona, nos guardamos este tipo de fantasías para nosotros y proponer a tu pareja hacer un trío puede ser un reto si no tienes ni idea de cómo se siente al respecto. En este caso, una buena comunicación no es importante, es VITAL.

Pueden pasar tres cosas: Que ambos estéis de acuerdo, en cuyo caso no hay problema. Que uno de vosotros esté muy convencido pero el otro tenga dudas. Que uno de los dos se niegue rotundamente.

Tanto en el segundo como en el tercer caso, es necesario hablar (CON PALABRAS) de forma muy clara, los motivos por los que quieres hacer el trío y todo lo bueno que crees que puede traer a vuestra relación. Si aún así, tu pareja no quiere, tendrás que guardar tu fantasía para volver a intentarlo en futuro o descartarla y buscar otra cosa que podáis probar juntos.

Es crucial, en cualquier caso, no hacer nunca nada de lo que se está seguro. Si tienes dudas o tu pareja las tiene, dejadlo para más adelante. De lo contrario, una experiencia que debe ser placentera, puede convertirse en algo que no disfrutéis ninguno.

Ya habéis decidido ¿ahora qué?:

Ahora tenéis que buscar al tercer vértice del triángulo. La principal recomendación es que busquéis cuanto más lejos de vuestro círculo mejor. Una persona con la que no tengáis absolutamente nada que ver, incluso una trabajadora (o trabajador) sexual.

Si incluís en el trío a alguien conocido, corréis el riesgo de que entren en juego los celos, los encaprichamientos y la sensación de que uno de vosotros queda olvidado. Esta clase de sentimientos sólo conseguirán que os sintáis incómodos después los unos con los otros.

2 hombres y medio trio

Esta recomendación es aplicable también a los solteros y solteras. Evitad involucrar en vuestra fantasía a amigos, amigos con derechos, etc porque podéis acabar teniendo los mismos problemas.

Una vez que ya sois tres, tenéis que sentar las bases de qué estáis dispuestos a hacer y qué no y los roles que vais a tener cada uno. Dejadlo todo bien establecido. ¿Vais a usar juguetes? ¿Quién puede usarlos y con quién? ¿Qué prácticas podéis hacer y quién puede hacérselas a quién? Todo esto debe estar claro antes de que paséis a la acción.

Tipos de tríos:

Hay diferentes tipos de tríos, en función de las personas involucradas.

kingdom hearts trio

HETEROSEXUAL:

Dos mujeres y un hombre: Esta es la fantasía que la inmensa mayoría de los hombres comparten. Sin embargo, tenéis que saber que es más difícil que un hombre de placer a dos mujeres a la vez. No decimos que sea imposible ni mucho menos, pero sí que las posturas son un tanto más complejas y el uso de juguetes puede ser más necesario, dependiendo de lo que se esté dispuesto a hacer.

Dos hombres y una mujer: Esta puede no ser la primera opción que venga a la mente de un hombre heterosexual, pero es una muy divertida y con muchas posibilidades. Es, además, un poco más sencillo conseguir que todo el mundo llegue al orgasmo.

HOMOSEXUAL:

3 hombres: Ni que decir tiene que los tríos también pueden hacerse entre hombres. ¿No os suena de nada la idea del “trenecito”? Los tríos entre tres hombres también ofrecen posibilidades muy eróticas y divertidas que podéis probar.

3 Mujeres: Lo mismo sucede con los tríos entre mujeres. En esta situación, el uso de juguetes también puede ser muy útil para conseguir que los orgasmos se alcancen en tiempos relativamente parecidos… si eso es lo que estáis buscando ;)

Algunas posturas para hacer un trío heterosexual:

Postura del perrito 1 (2 hombres + 1 mujer):

La mujer se coloca a cuatro patas para dar sexo oral a uno de los chicos mientras el otro la penetra desde atrás. Esta postura permite que los tres disfruten a la vez pero hay que tener algo de coordinación para mantener el ritmo. De lo contrario, es posible que la mujer acabe perdiendo el equilibrio o llegue a sentirse incómoda.

Postura del perrito 2 (2 mujeres + 1 hombre):

Mientras una de las dos mujeres se pone a cuatro patas para hacer la postura del perrito con el hombre, la segunda mujer interactúa con la primera. Pueden besarse, acariciarse e incluso darse placer oral. Si ambas mujeres están de dispuestas a interactuar, esta postura es muy excitante para todos.

Postura clásica 1 (2 hombres + 1 mujer):

Uno de los hombres se tumba boca arriba con la chica de rodillas sobre él dándole la espalda, al tiempo que ella le da placer oral al tercer hombre. En esta postura también disfruta todo el mundo a la vez. 

Postura clásica 2 (2 mujeres + 1 hombre):

El hombre se tumba boca arriba y las dos mujeres se colocan sobre él, una a la altura de la cara y la otra a la altura del pene. De esta forma, una recibe sexo oral mientras la otra es penetrada. Esta postura permite que todos reciban placer y además las chicas pueden interactuar entre ellas si quieren.

Doble sexo oral (2 mujeres + 1 hombre):

true blod trio

Otra fantasía bastante deseada, probablemente por su amplia presencia en las películas porno, es la de que dos mujeres le den sexo oral al hombre a la vez. Esto se puede hacer con facilidad pero requiere una cierta coordinación por parte de las dos mujeres y también que estén dispuestas a interactuar entre ellas puesto que sus cabezas estarán muy, muy juntas.

Por otro lado, si las mujeres no están tan dispuestas a interactuar entre ellas, se puede optar porque una de ellas le de sexo oral al hombre mientras este le practica un cunnilingus a la segunda mujer.

Como preliminar, cualquiera de las dos opciones es fantástica.

Postura del Sándwich o la doble penetración (2 hombres + 1 mujer):

Una postura que muchos están deseando probar, aunque puede asustar un poquito a la mujer, es la doble penetración. Esto consiste en que uno de los chicos se tumba boca a arriba para penetrar vaginalmente a la chica mientras el segundo chico se pone encima de ella y la penetra analmente.

Esta postura es muy íntima para los tres pero requiere algo de preparación previa a la penetración anal y una buena coordinación de las penetraciones de ambos chicos.

 

Por supuesto, hay muchas más posibilidades que explorar. Nosotros os damos algunas pautas para iniciar el juego, pero está en vuestras manos echarle imaginación y erotismo al encuentro.