Fantasías eróticas: ¿Qué son y qué significan?

Todos fantaseamos en nuestro día a día. Las fantasías suponen un descanso y un escape de la vida diaria. Es casi imposible no dedicar algún rato de nuestro día a mirar al infinito e imaginar algo diferente (trabajo, situación familiar, situación amorosa, historias completas, mundos...).

Las fantasías sexuales no son tan diferentes de las demás.

 

¿Qué es una fantasía sexual?

Una fantasía sexual es una representación mental de una situación, acción o práctica que nos resulta erótica. El objetivo de las fantasías sexuales es, simple y llanamente, crear deseo o aumentarlo.

Las fantasías eróticas son algo privado de cada persona y en muchas ocasiones, sentimos la necesidad de guardarlas para nosotras mismas. Puede ser por vergüenza del contenido de algunas de estas fantasías o simplemente porque forman parte de nuestra privacidad.

Tipos de fantasías sexuales.

Podemos distinguir a grandes rasgos tres tipos de fantasías sexuales diferentes:

  • Fantasías creativas: Son las fantasías eróticas que sirven para despertar nuestro deseo en un santiamén. Hacen que nuestras relaciones sexuales sean más divertidas e interesantes.
  • Fantasías anheladas: Son fantasías sexuales que representan deseos internos que nos gustaría probar algún día. Las repetimos a menudo y con ganas porque proceden de algo que sentimos verdadera curiosidad por experimentar.
  • Fantasías imposibles: Se trata de fantasías eróticas que, aunque sirven para aumentar nuestro deseo y dar variedad a nuestra imaginación, en realidad no pretendemos llevarlas a cabo y muchas veces es mejor dejarlo ahí. Son esas fantasías que de verdad no confesaríamos a nadie porque son tabú o incluso ilegales.

Beneficios de las fantasías sexuales

Tener fantasías eróticas tiene muchos beneficios que deberías tener en cuenta antes de juzgarte por tenerlas:

  • Mejoran la libido: Las fantasías eróticas suelen ser una técnica muy utilizada para tratar los casos de baja libido y escasez de deseo sexual. ¿Qué decimos siempre? El deseo llama al deseo.
  • Mejoran la autoestima: Cómo todo está en tu mente y tú tienes el control, puedes centrarte en disfrutar al máximo sin criticarte, sin que te juzguen y sin pensar en tus inseguridades.
  • Fomentan la creatividad erótica: Algunas de esas fantasías son deseos que quieres llevar a cabo. Compartirlas en algún momento con tu pareja fomentará una vida sexual variada y alejará la rutina.

¿Tener una fantasía sexual significa que quiero hacerlo en la vida real?

No. Este es uno de los mitos más extendidos sobre las fantasías sexuales y el que causa más vergüenza y más inseguridades.

Tener una fantasía sexual determinada no significa que quieras llevarla a la vida real. La ventaja de las fantasías eróticas es que suceden en nuestra mente y por tanto podemos experimentarlas sintiendo todo placer, sin dolor, sin dudas y sin miedos.

En muchas ocasiones podemos disfrutar a solas de cierta fantasía, conociéndonos lo suficiente como para saber que llevarla a la práctica seguramente sería decepcionante o incluso peligroso para nosotros u otras personas.

¿Qué significado tiene mi fantasía sexual?

La verdad es que tu fantasía erótica no tiene por qué tener ningún significado. Puede que solo sea la traducción de algo que te causa curiosidad o que has visto una y otra vez en medios como el porno.

Desde luego, no significa que tu vida sexual o tu relación amorosa sean insatisfactorias. No es, en ningún caso, una infidelidad hacia tu pareja.

Sí es posible que tus fantasías expresen deseos que te gustaría realizar pero eres tú la única persona con el poder de diferenciar qué fantasías son deseos y cuáles prefieres reservar para el mundo de la imaginación.

¿Debería preocuparme mi fantasía sexual?

Las fantasías sexuales alrededor de temas tabú o prácticas inaceptables son mucho más comunes de lo que puedas imaginar y no tienen porqué tener ningún significado oculto. Como hemos comentado más arriba, podrían ser resultado de algo que has visto continuamente en algún medio de comunicación o entretenimiento.

Sin embargo, si te está causando malestar o está interfiriendo con tu vida sexual normal sí recomendaríamos acudir a un especialista. También si alguna fantasía concreta se está convirtiendo en una obsesión y no alcanzas el placer si no es con esta fantasía.

Del mismo modo, es necesario buscar ayuda profesional si se ha sufrido un trauma en algún momento de nuestra vida y estamos reviviendo esa experiencia como fuente de placer.

Las fantasías sexuales más comunes

Para que no te quedes con la duda, estás son algunas de las fantasías sexuales más comunes:

  • Tener sexo con alguien que no es tu pareja.
  • Tener relaciones con personas de tu mismo sexo (siendo heterosexual).
  • Hacer un trío (no te pierdas nuestra Guía básica para hacer un trío).
  • Tener relaciones sexuales en grupo (orgías, bukakes, etc)
  • Tener relaciones sexuales con algún elemento de violencia (sadismo o masoquismo).
  • Tener sexo con elementos de Bondage y roles de Dominación y Sumisión.
  • Tener relaciones en un lugar público.
  • Tener sexo con extraños, famosos o incluso personajes de ficción.

 

Cómo has podido comprobar las fantasías sexuales son algo normal y que, en general, no debería preocuparte. ¿Has tenido alguna de las fantasías que hemos comentado? ¿Cuáles son tus preferidas?