Cómo hacer Dirty Talk sin sonar ridículos

En Lilith Room somos muy defensoras del poder de las palabras. Insistimos mucho en la importancia de la comunicación en la relaciones sexuales y románticas. Pero hoy queremos hablaros de un tipo de comunicación algo diferente: El Dirty Talk o “hablar sucio”.

El Dirty Talk es una práctica erótica que vemos en muchas ocasiones en el cine como recurso cómico para que un personaje haga un poco el ridículo. Y, seamos honestas, ridículas es cómo nos sentimos la mayoría de las personas cuando intentamos llevarlo a nuestro dormitorio.

¿A favor o en contra el Dirty Talk?

dirty talk como empezar

Las opiniones están muy divididas, pero parece haber una tendencia a que nos guste que nos digan “guarradas” pero decirlas nosotros nos cuesta más. Eso sí, si nos las van a decir, que nos las digan bien.

La reticencia a hablar sucio viene precisamente de ese miedo que tenemos a sonar ridículos, a romper la magia del momento haciendo que nuestra pareja se ría a carcajadas en nuestra cara.

Pero ¿qué pasa si os decimos que el Dirty Talk (bien hecho) aumenta considerablemente el deseo sexual? ¿estáis dispuestas/os a darle una oportunidad?

¿Qué cuenta como Dirty Talk?

Hay que tener en cuenta que Dirty Talk no es soltar palabras malsonantes o palabrotas sino expresar el deseo y el placer erótico de forma sonora.

qué cuenta como Dirty Talk

Cuentan como Dirty Talk:

  • Los gemidos y jadeos. Sobretodo si los profieres cerquita de su oído, conseguirán que tu pareja se caliente mucho más rápido.
  • Los gritos y exclamaciones reflejo. Esas palabras como “¡Sí!”, “más” o “no pares”.
  • Los consejos. Si lo dices con tono sensual, cualquier indicación de qué quieres que te hagan cuenta como Dirty Talk de primera categoría.
  • Las fantasías. El caso contrario, expresar tú lo que te gustaría hacerle a tu pareja. Todo lo que has estado imaginando.
  • Expresiones positivas: Podemos decirle a nuestra pareja lo mucho que nos está gustando lo que hace o varios de sus rasgos físicos de mil formas sensuales.
  • Expresiones de cariño y amor. Puede que no pensemos en esto como parte del Dirty Talk, pero es muy efectivo durante el sexo y refuerza el vínculo emocional.

Hay que tener ojo con ciertos tipos de expresiones durante el Dirty Talk. Las frases de dominación o posesión sexual (por ejemplo “eres mía/mío”) deben ser siempre acordadas entre la pareja y dentro de una dinámica o rol erótico que sea consentido por ambas partes. Si tu pareja insiste en dejar claro que eres de su propiedad sin haberte consultado, aunque en principio solo sea durante el sexo, y tu no te sientes cómoda/o, házselo saber y sobretodo busca otras señales de posesividad tóxica.

Cómo incluir Dirty Talk sin sonar ridículos

Dirty Talk Scary Movie

Vamos al meollo del asunto. ¿Cómo empezamos a hacer Dirty Talk sin que nuestra pareja se ría de nosotros? Os contamos los pasos más importantes:

Paso 1. Calentando motores.

Especialmente si nunca antes has probado el Dirty Talk, empieza por algo suave para ir cogiendo soltura y acostumbrarte al sonido de tu voz diciendo este tipo de cosas. Haz algún comentario halagador, utilizando un tono sensual. Pregunta si ha estado pensando en ti. Puedes murmurar en su oído y acompañar tus palabras de caricias por encima de la ropa.

Paso 2. Comienza el juego

Si ves que a tu pareja le gusta lo que oye e incluso te responde, puedes pasar al siguiente nivel. Aquí es muy fácil expresar fantasías de forma sútil. “Llevo todo el día pensando en tus manos sobre mi cuerpo” y frases similares, que hagan que tu pareja piense inmediatamente en sexo, pero que te resulten naturales de decir y que os hagan sentir cómodos a ambos y, sobretodo, encendidos.

Paso 3. Mira quien habla.

Pero siempre dentro de los límites de la comodidad. No te fuerces a decir nada que te de vergüenza, porque entonces el resultado no será erótico sino cómico. Dale pistas de lo que quieres que te haga. Puedes recordarle algo que hicisteis en alguna ocasión anterior o puedes probar con algo más directo como “me encanta que me (insertar verbo aquí) mis (insertar lugar aquí)"Quiero tu (insertar parte del cuerpo aquí) en mi (insertar otra parte del cuerpo aquí)”.

Paso 4. Cámaras… sonido… ¡Acción!

La idea no es que os quedéis en un intercambio de frases sexys sino que os quitéis la ropa y paséis a la acción más encendidos que nunca. Aprovechad para cumplir alguna fantasía que tengáis pendiente. Intenta que tus gemidos y tus jadeos sean más sonoros de lo normal y no te olvides de darle a tu pareja indicaciones de lo que quieres que te haga y halagos sensuales si lo hace bien y te está gustando.

 

Como véis, el único secreto para hacer Dirty Talking sin sonar ridículos es olvidarse de la vergüenza. Empezar poco a poco y solo con aquello que nos sintamos cómodas/os. Establecer unos límites con nuestra pareja de qué nos resulta excitante y qué no. Y, sobretodo, no perder nunca el respeto.

Y no os preocupéis porque en esto, como en todo, se mejora con la práctica.

virgen a los 40 dirty talk

¡Felíz Sexo!