Celebra el Día Internacional del Beso

El 13 de Abril es el Día Internacional del Beso y para celebrarlo queremos contaros todo lo que os hace falta saber sobre los besos.

Los besos son cruciales en la vida de una persona desde el nacimiento. Más allá de su sentido erótico, transmiten un sin fin de emociones positivas y nos ayudan a crear vínculos afectivos con otras personas. Cuando besamos a nuestros familiares y amigos, transmitimos afecto, cariño y complicidad.

El día Internacional del Beso.

El Día Internacional del Beso se celebra el 13 de Abril de cada año, el mismo día que se estableció el récord del beso más largo del mundo. Este beso se lo dio una pareja tailandesa y duró nada menos que 58 horas (más de dos días).

El objetivo del Día Internacional del Beso es recordar la importancia y el placer de besar por besar, en lugar de hacerlo como formalidad social o como preludio para las relaciones sexuales.

Los efectos de un beso.

¿Qué le sucede al cuerpo cuando compartimos un beso con esa persona especial?

Cuando los labios entran en contacto, el cerebro comienza a producir oxitocina. Esta es la hormona que genera la sensación de felicidad y conexión y además, es muy adictiva. Muchos hablan de los besos como de una “droga natural”. Nos hace sentir bien y además nos incita a repetir.

También se producen endorfinas y dopamina, que contribuyen a aumentar esa sensación de euforia y placer.

Por si todo esto no fuesen beneficios suficientes, al besarnos activamos hasta 30 músculos de la cara, el corazón aumenta sus pulsaciones hasta 130, liberamos adrenalina, quemamos 15 calorías cada 3 minutos, baja el colesterol y reforzamos el sistema inmunitario al intercambiar bacterias.

Moraleja: ¡Hay que besarse más!

Historia del Beso.

El origen de los besos no está nada claro. Parece que lo llevemos haciendo desde el origen de los tiempos. Podría tener algo que ver con la lactancia o incluso con la necesidad de alimentar a las crías boca a boca, pero sólo son especulaciones.

Las primeras referencias a los besos en los labios entre adultos, pueden encontrarse en India. Allí se han encontrado las primeras representaciones artísticas en las que se reconocen figuras humanas besándose. También en el libro del Kamasutra (escrito aproximadamente en el siglo III después de Cristo) podemos encontrar alusiones al beso.

La práctica del beso se extendería por la cultura europea durante el reinado de Alejandro Magno.

Durante la Revolución Industrial, aunque ya se consideraban los besos como algo normal entre personas con algún tipo de relación cercana, una pareja no debía nunca besarse en público. Esta clase de intimidad estaba reservada exclusivamente para el ámbito privado y se consideraba indecente y escandalosa.

Con la llegada del romanticismo y una mayor libertad emocional y sexual, expresar tus sentimientos por otra persona con besos apasionados se convirtió poco a poco en una práctica común, también en público.

Tipos de Besos Románticos.

Clases de besos hay muchas y no son iguales los quedamos a nuestros familiares, que los que damos a nuestros amigos que los que damos a nuestra pareja. Aquí queremos comentar algunos tipos de besos muy románticos que damos o recibimos de nuestra persona especial.

Un labio.

Es un beso largo, que puede variar en intensidad y que significa amor, seguridad en la pareja, confianza, ternura y ganas de dedicarse tiempo el uno al otro. Consiste en atrapar entre tus labios sólo uno de los de la otra persona, alternando entre el de arriba y el de abajo. No suele incluir la lengua, por eso es más fácil de dar y aunque es húmedo, no es baboso (a no ser que se haga fatal).

El pico.

Es un beso corto, sin lengua y con los labios cerrados. En una pareja nueva, suele ser el beso que precede a uno más largo y más intenso. Es el que pide permiso para dar el siguiente paso y suele ir precedido de un montón de nervios por ser el primero. En una pareja más estable y con más confianza, no tiene más significado que reafirmar que sois una pareja y no solo amigos. Expresa cariño, confianza y cercanía.

El beso de tornillo.

También conocido como beso francés o beso con lengua. Este beso suele darse mucho al principio de las relaciones, cuando estamos en esa fase cargada de hormonas, con 0 ganas de quitarnos las manos de encima y deseando saber más de la otra persona. En una relación de más duración, significa que tu pareja quiere estar más cerca de ti. Este no es un beso fácil de dar bien. Si no tenemos mucha práctica y nos dejamos llevar demasiado por el ansia, podemos conseguir que la otra persona se sienta incómoda y quedar como unos babosos (literalmente, la llenaremos de babas). Descubre algunos consejos muy útiles para besar mejor en nuestro artículo: Cómo dar besos inolvidables.

El beso de Spiderman.

Tu pareja y tú estáis boca arriba y boca abajo (en vertical o en horizontal) y os dais un beso largo y apasionado. Este beso está inspirado en la película Spider-man (2002) y es un beso especialmente excitante. Es creativo, romántico y demuestra que estáis dispuestos a seguir probando cosas nuevas para mantener la sensualidad y el romanticismo vivos.

El beso de ángel.

Este beso tiene un significado muy especial. Significa que quieres hacer que la persona que lo recibe se sienta protegida y segura contigo. Es una forma muy dulce de reafirmar a tu pareja en que estás ahí para ella. ¿Cómo se da este beso? Con muchísima suavidad, en el párpado, cuando tu pareja cierra los ojos.

 

Como puedes ver, los besos son muy importantes, tanto para el bienestar de nuestra pareja como para nuestra salud mental y anímica y se pueden dar de muchas formas diferentes, para transmitir diferentes emociones.