Consejos para dar besos inolvidables

Los besos son una parte importantísima de las relaciones. Aquí en España, nos damos besos con todo el mundo. Con nuestros padres, con nuestros abuelos, con nuestros amigos… incluso para presentarnos a desconocidos, muchas veces damos dos besos. Nos encanta darlos y nos encanta recibirlos. Bueno… depende de la situación, claro, y de la persona que te lo dé. Pero en general, es un gesto de cariño muy extendido y que solemos agradecer.

Y ¿qué hay de los besos que das a tu pareja? ¿o la persona que esperas se convierta en tu pareja? ¿o a esa persona con la que te encantaría pasar unas horas en posición horizontal?

Esos besos tienen una importancia especial y, con toda probabilidad, nos gustaría que fuesen dignos de recordar.

Así que hoy os traemos algunos consejillos muy fáciles de seguir para que seáis capaces de dar besos de los que no se olvidan fácilmente.

homer simpson y spider cerdo pensando en besarse

Cómo besar mejor:

1.- Los labios son 100 veces más sensibles que las puntas de los dedos. Esto te da muchas opciones para jugar con las caricias y despertar ese suave cosquilleo previo al beso. Puedes acariciar los labios de tu pareja con un dedo, con tus propios labios, con la punta de la lengua...

2.- Inicia el beso con un ritmo lento y sin abrir demasiado la boca. meter la lengua ya de primeras romperá la expectación que has creado con las caricias. Sigue aumentando la tensión erótica poco a poco y descubrirás que se disfruta más.

american dad extraterrestre comiendose al niño

3.- Tienes un labio superior y uno inferior. Juega con ellos. No beses toda la boca de golpe. Puedes empezar besando el labio superior o por el debajo y cambiar. Juega dando pequeños y suaves mordiscos o estirando un poco el labio de abajo de tu pareja. UN POCO, sin pasarse u os haréis daño.

4.- Besarse es casi como un baile. Tenéis que seguir el ritmo y esto puede crear algo de confusión si uno va más rápido que el otro. Si ves que tu pareja está deseando marcar el ritmo, no dudes y déjate llevar. Si por el contrario parece poco decidida/o, toma tú las riendas.

5.- Cuando llegue el momento de meter la lengua, hazlo poco a poco, con ternura. La recomendación general es no meter la lengua entera hasta el fondo sino usar solo la mitad. Juega con la lengua de la otra persona describiendo figuras a su alrededor para que se sienta envuelta y toques todas sus terminaciones nerviosas.

anime chico asustando a chica con la lengua

6.- Ve alternando el beso. A veces sin lengua y otras veces con. A ratos lento y seductor y en otras ocasiones intenso y apasionado. En la variedad está el gusto y hacer todo el rato lo mismo puede acabar siendo un rollo aunque lo hagamos muy bien.

 

Algunos consejillos extra:

1.- Asegúrate de tener un aliento fresco y limpio. No hay nada que cause más rechazo hacia un beso que el pestazo a ajo, alcohol, o la cebolla de la hamburguesa que te acabas de cenar. Llevar a mano chicles o caramelos de menta es un detalle que cuesta muy poco esfuerzo pero deja muy buena impresión. Claro que lo mejor de todo es que te laves los dientes después de cada comida. Eso no sólo lo agradecerá tu persona besada sino tu dentista también.

dibujos animados unicornio con mal aliento tumbando a una niña

2.- Unos labios hidratados son unos labios suaves. Esto se traduce en unos labios que no solo producen ganas de ser besados sino que son un gustazo besar. Protégelos con cacao tanto del viento helador como del sol abrasador e hidrátalos correctamente y ellos te lo agradecerán con una suavidad aterciopelada y deliciosa.

3.- Lee las señales. Dejarse llevar está muy bien pero hay que ser consciente de cómo la otra persona reacciona a nuestro beso. Hay un indicador bastante universal y es que si la persona se inclina hacia delante, es decir, se pega más a tí, el beso le gusta y quiere más. Si se inclina hacia atrás, deberías parar porque, por la razón que sea, no quiere seguir.

4.- Deja que tus manos acompañen el beso. Acaricias mejillas, cuellos, mandíbulas, cinturas, muslos… atraer a tu pareja hacia ti sujetándola de las caderas… todo esto son pequeños gestos que acompañan a un beso inolvidable.

 

Esperamos, diablillos y diablillas, que sigáis estos sencillos consejos y os convirtáis en unos auténticos maestros del milenario arte de besar.

Full House niña pequeña lanzando un beso