Cómo tener sexo de pie sin morir en el intento

El sexo de pie es sexy. El sexo de pie es apasionado. El sexo de pie es intenso y espontáneo.

O eso es lo que nos enseña Hollywood. Parece tan fácil cuando lo hacen en las películas ¿verdad? Llegas a casa, tu pareja te está esperando muy sexy y la pasión te puede. Os unís en un apasionado y húmedo beso y antes de que te des cuenta llevas los pantalones por los tobillos y os lo estáis montando ahí, en el aire.

Sentimos reventar tu burbuja de fantasía.

Por desgracia, la mayoría de personas no tenemos ni la fuerza ni el equilibrio necesarios para que esa fantasía se vuelva realidad sin que por lo menos uno de los dos acabe en el suelo o peor, en urgencias.

Pero que sea difícil no significa que sea imposible. Hoy queremos contarte todas las claves que necesitas para practicar sexo de pie sin morir en el intento.

Algunos consejos previos al sexo de pie

  • No os desaniméis si las primeras veces no es idílico. Es posible que tengáis que probar varias posturas y fórmulas antes de encontrar las que mejor os funcionan.
  • Utilizar accesorios que faciliten el encuentro o el acceso a ciertos puntos erógenos NO es hacer trampa. Podéis usar todo lo que esté a vuestro alcance.
  • El sexo de pie requiere trabajo abdominal y esfuerzo en las piernas. Si no estáis acostumbrados/as a hacer ejercicio, es probable que os canséis muy rápido. Podéis empezar de pie, estar un rato así y acabar en otra posición menos cansada. No hay por qué pasar de 0 a 100 de la noche a la mañana.
  • Recuerda que el objetivo es disfrutar, no poner un tick en la casilla de tu lista de posturas que probar.

Las mejores posturas para tener sexo de pie

Saca el cuaderno de apuntes y toma buena nota de las siguientes posturas sexuales. La mayoría pueden realizarse por parejas de toda clase (vulva+pene, pene+pene, vulva+vulva) pero en algunas quizá debáis echar mano de un juguete sexual, como por ejemplo un arnés erótico, para disfrutarlas en su plenitud.

Postura sexual El Candado

En esta postura técnicamente solo está de pie la persona que penetra. La otra se sienta al borde una mesa, encimera u otro mueble a la altura de la cadera y rodea la cintura de su pareja con las piernas.

El candado tiene muchas ventajas: Podéis miraros a los ojos, besaros, acariciaros y cansa muy poquito. Es una postura erótica muy apasionada e intensa y podéis jugar de muchas formas antes de penetrar.

postura sexual el candado

Sexo Contra la Pared

Una de las opciones más evidentes es la de apoyarse contra la pared. Os ponéis de frente para facilitar los besos y las caricias y uno de vosotros apoya la espalda contra la pared y rodea la cadera de la otra persona con una pierna.

Esto os ayudará a mantener el equilibrio, a que os canséis menos y a que la penetración sea más intensa. También os da pie a que el clítoris roce contra el abdomen.

Esta postura tiene un inconveniente y es que no funciona igual de bien cuando la persona que penetra es más alta que su pareja. Para solventar la diferencia de altura podéis ayudaros de cualquier cosa, desde llevar zapatos con mucha plataforma y/o tacón hasta apoyaros en un reposapiés. También podéis optar por rodear la cadera con las dos piernas.

sexo contra la pared

Postura erótica La H

Esta postura es similar a la anterior pero en lugar de colocaros de frente uno de vosotros se pone de espaldas al otro. Esta misma persona se inclina ligeramente hacia delante y puede apoyar las manos en la pared o en una superficie plana a la altura de la cadera (mesa, encimera, respaldo de una silla…).

En esta postura la persona que penetra tiene casi todo el control de la intensidad y la profundidad del encuentro. Se puede hacer penetración anal o vaginal o incluso solo frotar el pene entre los muslos. Es una de las opciones menos cansadas para ambos porque cada uno soporta su propio peso y además da un acceso muy sencillo al clítoris.

postura erótica de pie la H

El Koala

Esta es la postura de las películas, sólo apta para personas con mucha fuerza y equilibrio. Se puede hacer un rato al principio para calentar motores pero aguantar durante el encuentro llevará bastante práctica a no ser que ya estéis fuertes como toros.

Para empezar a dominar esta postura os recomendamos que la persona penetrada apoye las piernas en una silla o la cama, colocada detrás de la persona que está de pie. De esta forma, repartiréis un poco más el peso y reduciréis el riesgo de acabar en el suelo.

sexo de pie el koala

Postura sexual El Trípode

¿Eres flexible? ¿Hacer el split no te supone ningún problema? Entonces tienes que probar esta postura. Sólo tenéis que poneros el uno frente al otro y subir una pierna hasta que quede apoyada en el hombro de tu pareja.

Esta posición sexual permite una penetración muy profunda y os da el control del ritmo y la intensidad a ambos. Para facilitar el equilibrio podéis apoyaros contra una pared o algún mueble.

postura erótica de pie el tripode

El Ventilador

Una de las personas de la pareja apoya los brazos sobre una superficie plana (la cama, una mesa, etc) y se coloca en ángulo recto. La otra persona la penetra desde atrás. Podéis hacer penetración vaginal, anal o frotar entre los muslos sin penetrar.

Esta postura es genial para que cualquiera de los dos lleve el ritmo y además se puede combinar con juguetes sexuales como anillos vibradores o estimuladores de clítoris.

postura sexual de pie el ventilador

 

La clave para disfrutar del sexo de pie es olvidar las expectativas del cine, que experimentes con aquellas posturas que te resultan más cómodas y placenteras y echarle un poco de imaginación.