Cómo hacerse fotos eróticas

Seguro que más de una vez has pensado que te encantaría hacerte una sesión de fotos erótica de esas capaces de aumentar el calentamiento global un par de grados. Y es normal. Hacernos y vernos en fotos sexys en una forma muy efectiva de aumentar nuestra autoestima, desinhibirnos y pasar un rato muy divertido.

Para hacerse una sesión de fotos erótica, no hace falta contratar a un profesional. Si te da vergüenza o es demasiado caro para ti, no tienes porqué quedarte con las ganas. Hoy vamos a darte algunos consejos para que puedas hacerte una sesión de fotos erótica en la comodidad de tu casa.

Consejos para hacerse una sesión de fotos erótica

1. Hágase la luz.

david bowie turn on the light

 

Cualquier fotógrafo profesional te dirá que para conseguir una buena imagen, la luz es el elemento más importante. Una sesión de fotos erótica no es una excepción. Busca el lugar de tu casa donde tengas mejor luz natural. Intenta que la luz no sea muy directa, para evitar las sombras duras. Un truco para difuminar la luz puede ser utilizar una cortina blanca o una tela del mismo color (sábanas, por ejemplo).

También es importante colocarse frente a la luz o al menos hacer que venga desde ambos laterales. Evita las luces desde abajo y desde arriba, que no son nada favorecedoras.

Además, si tienes focos que den una luz suave, puedes pasártelo bien creando luces de colores con objetos tan simples como telas o papel celofán. Al fin y al cabo, estás haciendo la sesión para divertirte ¿no?

2. El mundo es un escenario

Y el lugar en el que escojas hacer las fotos, también. No hace falta gastar mucho dinero ni complicarse la vida. Basta con que el fondo no esté sobrecargado, para que toda la atención recaiga sobre ti. Pon atención a los pequeños detalles, como puertas abiertas que dan al baño, armarios abiertos y otros muebles y objetos que probablemente no quieras que aparezcan en la foto.

 

Si decides hacer la sesión en tu dormitorio, puedes jugar un poco con texturas de sábanas, mantas y cojines. Los estampados lisos siempre serán más fáciles de aprovechar que los dibujos o figuras geométricas.

3. Vestida para deslumbrar

Estás haciendo una sesión de fotos erótica. Probablemente es la mejor ocasión que tendrás para lucir esos conjuntos de lencería sexy que nunca sabes cuándo ponerte. Pruébatelos todos y sácales el máximo partido. ¿Cómo que no tienes ninguno? Ahora mismo te proponemos unos cuantos.

 

corpiño azul  conjunto lencería  body morado

 

Las medias, los ligueros, los corpiños, los boddys… El mundo de la lencería erótica es divertidísimo y encontrarás algo hecho a tu medida, sí o sí.

4. Los complementos hacen magia

Tus juguetes eróticos pueden acompañarte en esta divertida aventura y hasta te darán algunas ideas para posar. Si los dejas a la vista, añadirán un poco más de picante a tus fotos. Las esposas son uno de los favoritos que da mucho juego en una sesión sexy.

También puedes utilizar complementos más sutiles como la joyería. Colgantes, pendientes y pulseras metalizadas ayudarán a dar a tu sesión un estilo muy sofisticado.

5. Strike a pose.

Ya puedes olvidarte de la vergüenza porque no te va a hacer ningún favor. Busca fotos de otras personas y prueba posturas que te gusten. Si te notas tensa y necesitas soltarte un poco, un buen truco es no ir directamente a por las posturas sexys, sino hacer el tonto un rato. Ponte delante del espejo y haz muecas. Pon música y baila un rato por toda la habitación. Haz poses exageradas que sean de todo menos sexys. Cuando te lo estés pasando bien, riéndote de ti misma, las posturas sensuales estudiadas te saldrán mucho mejor y más naturales.

Tumbada boca arriba o boca abajo, sentada, de rodillas… Hacerse fotos sobre la cama es la opción más obvia pero sillas, sillones y sofás también pueden dar mucho juego.

Herramientas para hacerse fotos sexys

Como ya te hemos comentado, no es necesario ser profesional para conseguir buenos resultados.

1. La cámara de fotos.

No todos tenemos una reflex y cinco objetivos diferentes en casa. Pero prácticamente todos tenemos un móvil con una cámara decente. Si has conseguido una buena iluminación, con la cámara del móvil tendrás más que suficiente. Según la calidad de tu cámara delantera, puedes incluso utilizar esa para hacerte las fotos, y así ver cómo están quedando. Poner el móvil delante de un espejo también te ayudará a encuadrar la imagen con más facilidad si vas a utilizar la cámara trasera.

Te recomendamos que hagas la foto desde algo más de distancia de lo que tienes pensado en realidad. Siempre puedes recortar y reencuadrar la foto después de edición.

Otra opción es que en lugar de fotos, te grabes un vídeo haciendo diferentes poses y aguantándolas unos segundos. De ese vídeo, puedes después sacar capturas de pantalla. Ten en cuenta que este truco reducirá la calidad de tus fotos.

2. El trípode.

En Internet puedes encontrar muchos vídeos y blogs con ideas e instrucciones para hacer tu propio trípode casero. Pero los trípodes para móvil no son demasiado caros y se encuentran con bastante facilidad en tiendas de electrónica e Internet. Además, muchos vienen con un pequeño mando que se puede conectar vía bluetooth a tu móvil. De esta forma, puedes olvidarte de tener que ajustar el temporizador y correr a tu posición. Practicas tu pose y cuando estes preparada, disparas. Si solo quieres gastarte dinero en una cosa para tu sesión de fotos erótica, te recomendamos que te lo gastes en esta.

3. Apps de edición de fotos.

No. No te hace falta hacer un curso de Photoshop ni pagar una licencia de Adobe para tener unas fotos de aspecto profesional.

Existen muchísimas aplicaciones móviles que son más fáciles de usar y más baratas. Muchas son gratuitas y muy completas. Por ejemplo, PicsArt y Afterlight, te ayudarán a que tus fotos cambien radicalmente de aspecto.

¿Un consejo? No apliques filtros predeterminados. Obtendrás resultados mucho más naturales y profesionales si te limitas a jugar un poco con la exposición, el contraste y la temperatura. Las ediciones sutiles suelen ser mucho más efectivas.

 

Si ya has tomado nota de todo, estás preparada para sacar tu lado más sensual delante de la cámara.