Cáncer de Cuello de Útero

Todo lo que debes saber para prevenirlo e identificarlo a tiempo.

Hoy es el día mundial contra el cáncer y por este motivo queremos dedicar este artículo a proporcionaros información acerca del cáncer de cuello de útero.  


¿Qué es el cáncer de cuello de útero?

Cómo cualquier cáncer, el cáncer de cuello de útero consiste en el crecimiento anormal y descontrolado de las células presentes en el cuello del útero (también llamado cérvix). El cuello del útero es la parte inferior, más estrecha, que comunica el útero con la vagina.


Actualmente, se encuentra en sexto lugar entre los cánceres más comunes de España y lo sufren principalmente mujeres entre los 40 y 55 años de edad.

¿Qué causa el cáncer de cuello de útero?

La principal causa de cáncer de cuello de útero es la infección por el virus del papiloma humano (VPH).


Ahora bien, aunque el VPH es la enfermedad de transmisión sexual más común que existe la mayoría de las versiones del virus se contraen y desaparecen sin que nos demos cuenta, puesto que son inofensivas.


Existen unos 200 tipos de VPH. De esos 200, alrededor de 40 afectan a los genitales y se transmiten a través de las relaciones sexuales. Dos tipos de VPH provocan verrugas genitales.


Un mínimo de 12 tipos de VPH se consideran de alto riesgo por estar directamente relacionados con la aparición de cáncer, especialmente en cuello del útero, pero también en otras zonas genitales, boca y garganta.


¿Cuáles son los síntomas?

Por desgracia, ni el cáncer de cuello de útero ni el virus del papiloma humano producen síntomas visibles en sus primeros estadios. La única forma de detectarlo en sus primeras fases, es mediante la realización de exámenes y citologías regulares.


Cuando el cáncer está algo más avanzado, se pueden apreciar algunos síntomas:

  • Sangrado vaginal.
  • Cambios en el flujo vaginal
  • Dolores en la pelvis
  • Dolor durante el sexo

¿Qué puedo hacer para prevenir el cáncer de cuello de útero?

Puesto que no se conocen las causas exactas de que el Virus del Papiloma Humano desarrolle cáncer de cuello de útero, no hay muchas formas de prevenir su aparición.

  • Practicar sexo seguro puede prevenir el contagio del VPH de alto riesgo. Emplea siempre preservativos, incluso para practicar sexo oral o anal.
  • Acudir al ginecólogo una vez al año para realizar revisiones ayudará a detectar cualquier posible anomalía en las células del cuello uterino a tiempo.
  • En los últimos años se ha desarrollado una vacuna contra los tipos de VPH de alto riesgo que ya se administra de forma obligatoria a las niñas. Si ya eres adulta y no llevas la vacuna, puedes pedirle una receta a tu ginecóloga, comprar la vacuna y que te la administren en tu centro de salud habitual.

¿Y si ya estoy infectada?

No existe cura para la infección por VPH. Sin embargo, pueden pasar varios años antes de que la infección derive en cáncer. Si acudes al ginecólogo una vez al año para realizar citologías y revisiones periódicas, se podrá detectar a tiempo el virus y comenzar a tratar las células anormales del cuello uterino para prevenir que se transformen en células cancerosas.


Si te interesa conocer los tratamientos en caso de haber desarrollado ya un cáncer de cuello uterino, puedes acudir a la web NIH (Instituto Nacional del Cáncer) dónde podrás leer sobre los diferentes estadios y tratamientos posibles para esta enfermedad.


Esperamos que os haya resultado de utilidad este artículo y recordad que es siempre mejor prevenir que curar.