9 Mitos sobre la virginidad que tienes que olvidar

La pérdida de la virginidad es algo que preocupa tanto a hombres como a mujeres, especialmente durante la adolescencia y los primeros años de la adultez.

Hay mucha presión para perderla cuanto antes, para no perderla nunca, para hacerlo con tal o cual persona, para hacerlo bien… Hay tantas ideas y tantos mitos circulando por ahí que resulta muy complicado saber a qué atenerse.

Hoy queremos hablaros de unos cuantos mitos sobre la virginidad que están muy extendidos y que, sin embargo, no tienen ningún sentido. Relájate y averigua porque la virginidad no debería preocuparte tanto.

Se producen cambios físicos

Mentira. Cuando pierdes la virginidad, tu cuerpo sigue siendo exactamente el mismo (a no ser que hayas tenido alguna reacción alérgica que no conocías). No vas a tener las caderas más anchas, ni el culo más gordo, ni los pechos más firmes, ni la voz más grave… Tener sexo, no cambia tu aspecto físico ni tu fisionomía.

Maduras y cambias a nivel psicológico

Tampoco. Sentimos decirte que la única forma de madurar y cambiar psicológicamente es crecer. Vivir experiencias, conocer gente… Así que el único cambio que se va a producir en tu mente es que a partir de este momento tendrás una experiencia más en tu memoria. Pero eso no te hace automáticamente más madura ni más sabia.

Cuando pierdes la virginidad se te nota.

Directamente relacionado con la idea de que tu cuerpo cambia físicamente viene el mito de que la gente se dará cuenta de que has tenido tu primera relación sexual.

Esto no es cierto.

Si alguien se entera de que has tenido tu primera relación sexual es porque o tú se lo has dicho, o tu pareja se lo ha dicho. Pero nada en ti cambia como para que todo el mundo sepa que has perdido tu virginidad. No te brillan los ojos de forma especial. No se te escribe en la cara “he tenido sexo”.

aquellos maravillosos 70 he tenido sexo

Los hombres saben lo que tienen que hacer

Nadie sabe nunca lo que tiene que hacer si no lo ha hecho antes y nadie se lo ha explicado. Está muy extendida la idea de que los hombres saben, por ciencia infusa, dónde y cómo tienen que meter el pene. No es así. Muchas veces, incluso cuando tu pareja tenga experiencia, tendrás que guiarle tú para que lo haga bien y sin hacerte daño.

perder la virginidad

Nuestro principal consejo es que lo hagáis con quien lo hagáis, tengáis a mano un buen lubricante y que no dejéis de lado los juegos preliminares. 

La primera vez será ideal y perfecta si es con alguien a quien amas

Si lo haces con alguien que conoces poco será horrible. Si lo haces con el amor de tu vida será idílico y os comprenderéis perfectamente solo con miraros.

La verdad es que, con los nervios y la tensión de veros por primera vez desnudos, de compartir algo tan íntimo, tu primera vez será bastante torpe lo hagas con quien lo hagas. Por supuesto, es preferible hacerlo con alguien en quien confíes, que sepas que va a tratarte bien y a respetarte. Pero no tiene porque ser el amor de tu vida. Y si lo es, que sepas que de todas formas hay muchas probabilidades de que sea un desastre.

No pasa nada. Sólo tenéis que practicar más.

La primera vez duele y se sangra

Hay mucho mito sobre el himen y su papel en la pérdida de la virginidad pero poca gente sabe verdaderamente lo que es.

El himen no es más que una pequeña membrana situada a la entrada de la vagina. A veces es muy flexible y no se rompe de ninguna manera. Otras veces es más dura y al romperse puede causar un poco de sangrado. En ocasiones, ni siquiera existe. Hay mujeres que nacen sin himen y no pasa nada por ello.

La rotura del himen no tiene nada que ver con ser virgen o no, porque este puede romperse de muchísimas formas, como haciendo deporte o montando a caballo. Y si lo tienes y se rompe, ni te dolerá tanto, tantísimo como te han hecho creer, ni el sangrado hará que tu dormitorio parezca sacado de Pesadilla en Elm Street.

La primera vez no te puedes quedar embarazada

Este es un mito muy peligroso. A no ser que tu primera vez tenga lugar ANTES de tener tu primera regla, SIEMPRE puedes quedarte embaraza si tienes sexo sin protección.

como sabes eso

No hay nada en la primera vez que impida a los espermatozoides llegar hasta tu útero y alcanzar un óvulo. Absolutamente nada. Excepto un preservativo. Que sea tu primera vez tampoco evitará que contraigas una ETS si no tomas precauciones. Usa siempre, siempre, el preservativo.

Si te masturbas ya no eres virgen

A día de hoy la mayoría de las sociedades son coitocentristas. Por lo tanto, se considera que una persona es virgen siempre y cuando no haya tenido coito. Masturbarse, incluso empleando juguetes eróticos, no contaría como perder la virginidad.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que esto es solo desde el punto de vista de la sociedad hasta el momento presente. Debemos evolucionar hacia una idea que no de tanta importancia al sexo como coito y ni a la virginidad.

Si te masturbas y exploras tu cuerpo antes de tener tu primera experiencia coital, sin duda disfrutarás de ella mucho más.

Hay una edad para dejar de ser virgen

Puedes dejar de ser virgen tan pronto o tan tarde como te sientas preparada para ello. No hay una edad específica. Que todas tus amigas ya no sean vírgenes no significa que tu tengas que dejar de serlo. Y si eres la primera en perder la virginidad y el resto de gente que conoces tarda otros cinco años, no quiere decir que lo hayas hecho demasiado pronto.

felicidades por tener sexo

La pérdida de tu virginidad no debería ir ligada a ningún factor de edad. De hecho, el único criterio para decidir perderla debería ser que TÚ quieras hacerlo. Ni tus amigas, ni tu novio, ni tus padres ni tu prima tercera la del pueblo tiene derecho a decirte cuando es el momento de que pierdas tu virginidad, ya tengas 15, 25 o 50 años.