8 ideas para preliminares

No tenemos que deciros más veces que unos buenos preliminares son esenciales en toda relación sexual.

Los preliminares son casi como un calentamiento antes de hacer deporte: Suben la temperatura, aumentan el deseo y preparan el cuerpo y la mente para lo que está a punto de suceder.

Para que no tengas excusas para saltártelos hoy te traemos 8 ideas para preliminares que no solo os pondrán a cien sino que evitarán que caigáis en la rutina.

8 ideas para preliminares muy sensuales.

1. Espejito, espejito

Es un juego muy fácil, muy divertido y muy sensual. Os colocáis tumbados en la cama o sentados en una posición cómoda, pero de frente. Uno de vosotros hará un gesto, caricia, beso o lametón al otro. Ese mismo gesto tendrá que repetirlo el otro, exactamente igual y después añadir algo más.

Poco a poco, crearéis una cadena de estímulos. Además, como no podéis repetir el gesto, tendréis que usar la creatividad.

2. Sexting

Si vais a pasar todo el día separados y no tendréis mucho tiempo para veros, el sexting es una forma genial de empezar a calentar motores a distancia.

Aprovechad los ratos libres a lo largo del día para mandaros mensajes subidos de tono. Expresad alguna fantasía. Decíos lo que os vais a hacer en cuanto os veáis…

Si quieres saber cómo dominar el sexting, lee nuestro artículo: Cómo dominar el sexting.

3. On the rocks

Este es perfecto sobretodo ahora que ha llegado el calor. Es muy típico de las películas pero precisamente por eso es una fantasía tan caliente y fácil a la vez. Uno de vosotros se tumba desnudo y se deja hacer mientras el otro pasea un cubito de hielo sobre la piel. No empecéis directamente por las zonas obvias como los pezones o los genitales y explorad otras partes del cuerpo.

Si queréis añadir aún más excitación, probad a vendar los ojos o atar las manos por encima de la cabeza.

4. Un masaje no tan relajante

Siguiendo con los juegos de temperaturas, haceros con una vela de masaje y aprovechad para pasaros las manos por todo el cuerpo. Podéis turnaros o hacerlo a la vez. El calor del aceite de la vela ayuda a relajar los músculos y caldear el ambiente. Además su textura suave y resbaladiza conseguirá que no queráis dejar de tocaros.

5. Striptease

Un clásico como los hay pocos. Elige una canción súper sexy, prepara un ambiente con la luz baja y a ser posible, tonos rojizos (puedes conseguirlo con cortinas o telas sobre las lámparas).

Ponte tu mejor ropa interior o lencería debajo de la ropa y desmelénate mientras te quitas la ropa de forma sensual al ritmo de la música.

6. Literatura erótica

Los libros eróticos son un placer que normalmente disfrutamos en solitario pero ¿y si le damos una vuelta? Elige uno de tus libros favoritos con pasajes bien calientes. Quitaos la ropa, tumbaos bien pegaditos y que uno de los dos lea en voz alta cerca del oído del otro, con tono sensual.

¿A que se te desboca la imaginación?

7. Bodypainting

Haceos con un bote de pintura comestible de vuestro sabor preferido y dejad salir vuestro artista interior. Sobre la piel de vuestra pareja, dibujad o escribid ternuras. Podéis añadir una venda para los ojos y jugar a adivinar lo que han dibujado sobre vuestro cuerpo. No olvidéis limpiar “el lienzo” con la lengua antes de volver a empezar.

8. Qué festín

Y si el bodypainting os deja con hambre, podéis recurrir a los juegos con comida. Sacad el chocolate, la nata, la fruta y otros alimentos deliciosos. Uno de vosotros puede taparse los ojos y tratar de adivinar lo que el otro le está dando de comer. También podéis dibujar con nata montada o chocolate caliente…

Devoraos a besos.

 

Por supuesto, hay muchísimas más posibilidades. Estas son solo algunas ideas para despertar vuestra creatividad. Y a vosotros ¿qué forma de preliminares os gusta más?