6 cosas no tan divertidas que te pasarán con tu primera copa

En el blog de Lilith Room os hemos hablado de las virtudes y ventajas de pasarse a la copa menstrual y no vamos a retractarnos. Pero es verdad que no es oro todo lo que reluce y que a pesar de todas sus ventajas, la copa menstrual no es ni infalible ni perfecta.

Hoy os traemos las 6 cosas que deberías tener en cuenta antes de lanzarte de cabeza a por tu primera copa menstrual.

 

1.- No sabrás qué copa menstrual elegir

Hay tantas marcas, tantas formas, tamaños y colores que de primeras te sentirás abrumada y no tendrás ni idea de cuál es la más adecuada para ti.

ryan gosslin confused

 

¡Que no cunda el pánico! 

Afortunadamente, hay muchísimas páginas web y vídeos con información sobre las diferentes copas y siempre puedes ir a una tienda física o farmacia y preguntar a la persona que esté atendiendo. Por lo general, debes tener en cuenta la cantidad de flujo que tienes y si has dado a luz o no.  

2.- Pensarás que tienes que aprender origami

 

Suele pasar. En las instrucciones o cuando se lo ves hacer a otra persona, todo parece muy sencillo pero la verdad es que tienes que encontrar la forma de doblar la copa menstrual que mejor se adapte a ti. Y eso sólo se logra con práctica, práctica y más práctica. 

3.- Tendrás que "hurgar" en tus partes

No se puede negar. Como mínimo la primera vez tendrás dificultades para ponerte la copa correctamente. Puede que cada vez que lo intentes se te escape de los dedos y la copa haga vacío antes de que la introduzcas del todo. Puede que tengas que repasar con la punta de los dedos los bordes de la copa menstrual para asegurarte de que no va a haber fugas. Quizá no estés acostumbrada a tocarte tanto y tan adentro ahí abajo y te de reparo hurgarte tanto en la vagina. 

O quizá seas una diosa súper hábil de las copas menstruales y todos estos problemas no te sucedan nunca. 

En cualquier caso, tómate la experiencia como una forma de conocer tu cuerpo más a fondo y sobretodo, recuerda que cuanto más las uses más fácil te será.

 

4.- Creerás que se te ha quedado dentro para siempre

Esta también es una situación muy típica las primeras veces. Has conseguido ponerte la copa menstrual, te sientes súper orgullosa de ti misma y estás gozando con lo cómoda que es. Y llega el momento de quitársela. 

DRAMA

mujer dando a luz copa menstrual

Si para ponértela tenías que hurgar, para quitártela ni te cuento. La técnica es una combinación de empujar la copa hacia abajo con los músculos de tu vagina y presionar con el dedo la base de la copa para soltar el vacío y poder doblarla y sacarla.

Si te pones nerviosa, te dará la impresión de que tienes que parir la copa. 

La clave es relajarse y no dejar que cunda pánico. Si estás teniendo problemas para quitarte la copa menstrual, déjalo cinco minutos, respira hondo y prueba otra vez en una posición distinta o desde un ángulo diferente.

 

5.- Puede que te asuste la cantidad de sangre la primera vez

Haznos caso. No es para tanto. Lo único que pasa es que estás acostumbrada a que las compresas y los tampones absorban la sangre y apenas caigan unas gotitas pero tu cantidad de flujo es exactamente la misma. Si bien las primeras veces hasta que le pilles el truco, tu WC puede asemejarse con el ascensor de El Resplandor, verás que poco a poco ni manchas tanto ni te resulta tan llamativo ver tu propia sangre. 

Es parte de tu cuerpo y no le pasa absolutamente nada. 

 

6.- El repelús de llevar las uñas largas

uñas largas copa menstrual

Esto no os pasará a todas, pero algunas sí que os daréis cuenta de que tener las uñas largas y quitarse y ponerse una copa menstrual no es compatible. A pesar de que la vagina tiene muy poca sensibilidad, si vuestras uñas son largas, podríais arañaros sin querer. Aunque no os haréis daño, la sensación puede dar auténtico repelús y dejaros incómodas durante unas horas. 

 

 Estás son las 6 cosas no tan divertidas que te sucederán con tu primera copa menstrual (seguramente). ¿Se os ocurre alguna más? No olvidéis contarnos vuestras experiencias en nuestras redes sociales.